Etiquetas

, , , ,

Durante la conferencia de prensa ofrecida, Frei Betto señaló que solo dos países de América Latina han tenido el privilegio de recibir la visita de los tres últimos Papas: Brasil y Cuba.

Por:

La Revolución Cubana ha enseñado valores evangélicos, que son los mismos valores morales humanos y no otros “adicionales” ni para revolucionarios, ni para los religiosos, afirmó el teólogo brasileño Frei Betto.

Durante su conferencia, a propósito de la visita apostólica de Su Santidad a la mayor de las Antillas, Betto señaló que solo dos países de América Latina han tenido el privilegio de recibir, en un periodo de tiempo relativamente corto (17 años), la visita de los tres últimos Papas: Brasil y Cuba.

En el caso del gigante sudamericano se justifica por el gran número de católicos que posee –alrededor del 70 %-, por lo que en el caso de Cuba –donde existe un gran sincretismo religioso- resulta muy meritorio, destacó el fraile dominico en el habanero Hotel Nacional.

El Papa Francisco –subrayó-, está haciendo una revolución dentro de la propia Iglesia Católica, por lo que algunos, además de considerarlo como el principal estadista en estos momentos, ven en Su Santidad a un fuerte candidato al Premio Nobel de la Paz.

De igual manera, Betto compartió con la prensa acreditada para la cobertura informativa a la visita apostólica del Sumo Pontífice sus valoraciones amparadas en sus prédicas a favor del pacifismo, de la convivencia armónica en el mundo, del acercamiento a los pobres y del impulso a programas de gran impacto para erradicar el hambre, la pobreza y la degradación ambiental.

En respuesta a los periodistas acerca del progreso de las relaciones entre la Iglesia Católica y la Revolución Cubana a varias décadas de la publicación de su libro “Fidel y la religión”, el fraile brasileño enfatizó que “esta Revolución no se hizo contra la Iglesia o contra la religión”.

Por otra parte, expresó que una crítica importante en la que han coincidido los tres últimos Papas: san Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, es en la no funcionalidad del bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos a Cuba a estas alturas de la historia.