Etiquetas

, , , ,

El diputado chileno Felipe Kast (a la derecha) de "turista" en La Habana

El diputado chileno Felipe Kast (a la derecha) de “turista” en La Habana.

Siguiendo la metodología del manual de Gene Sharp de utilizar figuras mediáticas para resaltar determinados sucesos subversivos el pasado domingo el diputado chileno, Felipe Kast, desfiló con las Damas de Blanco en el reparto habanero de Miramar.

El diputado, en solidaridad con las Damas de Blanco que piden la libertad de los presos políticos, marchó enarbolando una foto del ex militar Ernesto Borges sancionado por espionaje para la Agencia Central de Inteligencia CIA, que no es, por cierto, familiar de ninguna de las llamadas “Damas”.

Tal y como era de esperarse, de acuerdo con las indicaciones de la biblia del golpe suave, el provocador diputado chileno fue detenido por las autoridades cubanas.

Según Kast declaró a CNN: “Sin mediar diálogo, llegó un grupo de choque del régimen castrista, procedieron a golpear a los que estábamos caminando sin solicitarnos ninguna identificación y nos llevaron detenidos”.

alt

El abuelo nazi del diputado chileno Felipe Kast.

Y agregó: “En Chile, en el pasado, ya vivimos violaciones a los derechos humanos. Ojalá esto no se siga viviendo en ninguna parte del mundo”.

Si  alguien tiene dominio del tema de la violación de derechos humanos en Chile y en el mundo es Felipe Kast. De estirpe le viene al diputado.

Según el  libro del periodista Javier Rebolledo “A la sombra de los cuervos” la familia Kast  se arraiga en Chile a través de su abuelo el ex oficial nazi, Michael Kast, quien llegó a ese país al terminar la Segunda Guerra.

Igual abunda en la trayectoria fascistoide de los hijos del nazi prófugo. Christian, el tío de Kast, participó en los interrogatorios de la DINA durante la dictadura de Pinochet; y Miguel, el padre del diputado, era asesor de ese mismo órgano represivo responsable, en los años del Plan Cóndor en el país suramericano, de la violación de los derechos humanos de unas 35 000 personas, de los cuales unos 28 000 fueron torturados, 2279 de ellos ejecutados y unos 1248 continúan como detenidos desaparecidos.

El experto en “Derechos Humanos”, Kast, entró a Cuba como turista, procedente de Perú, el pasado día 3 de septiembre para “pasear” con las “Damas” que sufraga la extrema derecha terrorista de Miami grupo que, como se sabe, se empeña en entorpecer la reanudación de las relaciones Cuba Estados Unidos y la próxima visita del Papa Francisco a La Habana.

El viaje turístico de Felipe Kast demuestra la orfandad de una derecha que, ante el nuevo contexto, no le queda más remedio que usar a “activistas” con tal pedigrí.