Etiquetas

, , ,

Publicado por raul y el papa francisco

Con la llegada al archiélago en 1898 de los Representantes Pontificios y la designación de Monseñor Plácide-Luis Cha­pelle como primer delegado apostólico, se establecieron los primeros vínculos entre la Santa Sede de la Iglesia Católica y Cuba. Sin embargo, las relaciones diplomáticas se establecieron oficialmente en 1935 durante el pontificado de Su Santidad Pío XI.

En aquellos momentos, nuestro país resultó entonces uno de los primeros de América Latina en desplegar enlaces con el Vaticano, los cuales se mantienen hasta la actualidad. Cuba tuvo su primer Nuncio Apostólico, monseñor Gior­gio Giuseppe Caruana, el 6 de diciembre de 1935. El prelado se ocupaba de las cuestiones cubanas desde 1925 como De­legado Apostólico para las Antillas y México, señaló Prensa Latina. Mientras, nuestra representación ante la Santa Sede estuvo a cargo del representante diplomático en París hasta 1936. En este año fue acreditado ante Su Santidad Pío XI, el ministro designado por La Habana.

MIRADAS DESDE LA ACTUALIDAD

En estos 80 años de relaciones oficiales entre la Santa Sede y el Gobierno cubano, los vínculos basados en la colaboración se han conservado de manera ininterrumpida, a pesar de momentos de no coincidir en algunos aspectos.

El encuentro del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, con el Papa Francisco el pasado 10 de mayo del 2015 en el aula Pablo VI del Vaticano, es un símbolo más de la trayectoria respetuosa entre el estado más pequeño del mundo y la nación cari­beña.

Las agencias de prensa Reuters, AFP, AP, DW, RT, EFE, diarios como La jornada, El País, El Mundo, La Nación, El Comercio, así como televisoras de varios rincones del mundo reflejaron de manera amplia este suceso.

Durante una escala técnica en Roma, que duró poco menos de 24 horas, el mandatario aprovechó su estancia para reunirse con el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y, más tarde, con el primer ministro italiano Matteo Renzi.

De este primer intercambio de manera personal en la Ciudad del Vaticano, los periodistas destacaron lo extraordinario de su tiempo de duración, cerca de una hora.

De igual modo, señalaron el día escogido, pues no es habitual que este tipo de recibimientos se realicen los domingos.

Tras el encuentro privado, Raúl comentó a la prensa que había tenido “una magnífica conversación con el Santo Padre”. “He agradecido al Santo Padre su contribución al reacercamiento entre Cuba y Estados Unidos”, expresó.

El histórico diálogo, según la prensa, evidencia los lazos entre Cuba y el Vaticano que cumplieron precisamente 80 años este 7 de junio.

A lo largo de este tiempo, los nexos entre la Santa Sede y nuestro país han estado marcados por trascendentales mo­mentos. Un ejemplo es la visita del líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz al Vaticano en 1996.

Como parte esencial de las relaciones entre ambos estados, se encuentra también la estancia de cinco días en Cuba del Papa Juan Pablo II en 1998 y la de Benedicto XVI en el 2012.

La visita de Juan Pablo II del 21 al 25 de enero fue la primera de un Sumo Pontífice a nuestro país.

Juan Pablo II durante la primera Santa Misa que ofició ante más de 150 000 personas congregadas en Santa Clara, dedicó su mensaje a la familia. Más de 200 000 personas asistieron a la ceremonia religiosa en Camagüey, en la cual habló a la juventud y la tercera misa que celebró fue en la plaza Antonio Maceo en Santiago de Cuba  con motivo de la coronación de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre.

Finalmente, su cuarta y última misa tuvo lugar en la Plaza de la Revolución ante cientos de miles de personas.

El pueblo cubano lo recibió con respeto y millones de seres humanos en el mundo estuvieron atentos a su visita, la primera de un Sumo Pontífice  a nuestra Patria.

Catorce años después, Benedicto XVI llegaría a Cuba. Desde el 26 hasta el 28 de marzo del 2012, el Sumo Pontífice realizó una serie de actividades como parte de su programa.

Apenas tres horas y media después de su arribo a Santiago de Cuba, realizó una misa en la Plaza Antonio Maceo con motivo del aniversario 400 del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre. Más tarde, también cumplió su deseo de conocer el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre en la provincia oriental.

En la capital cubana, Benedicto XVI fue recibido oficialmente en el Palacio de la Revolución por el mandatario cu­bano.

Para concluir su estancia, miles de cubanos le dieron la bienvenida en la histórica Plaza de la Revolución José Martí, al Jefe Supremo de la Iglesia Católica, donde ofició la última celebración religiosa en tierra cubana.

Tras tres años, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi anunció el pasado 22 de abril que el Papa Francisco viajará a Cuba este septiembre antes de emprender una gira por Estados Unidos. De este modo, se convertirá en el tercer Papa en la historia en visitar la Isla.

Precisamente, el intercambio entre el mandatario cubano y el primer Papa latinoamericano inició el camino para la visita de su Santidad entre el 19 y el 22 de septiembre próximos.

En este contexto, desde mayo se efectúan las primeras reuniones preparatorias entre las delegaciones de la Santa Sede y Cuba para el viaje del Papa Francisco.

Un acontecimiento que será otro importante momento para estrechar la amistad entre nuestro pueblo y la instancia suprema de la Iglesia Católica Apostólica, quien a su vez es el jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano.

Fuente: cubaoggi.wordpress.com