Etiquetas

, , , ,

Nueva planta nuclear británica podría explotar como Gleb Garanich / Reuters

Una nueva planta nuclear en el condado inglés de Cumbria podría explotar y causar un desastre peor que el de Chernóbil en 1986, que acabó con la vida de decenas de personas, advierte un experto nuclear estadounidense.

Se trata de la planta de energía nuclear de Moorside, en la costa oeste de Cumbria (condado situado al noroeste del Reino Unido). La central, que se convertiría en la más grande de Europa y suministraría energía a seis millones de hogares, es un proyecto conjunto de Toshiba Corporation y GDF Suez. Actualmente, está pasando por proceso de aprobación de la Oficina para la Regulación Nuclear (ONR, por sus siglas en inglés).

Según declaró el experto nuclear Arnie Gundersen a ‘The Independent’, el reactor, propuesto para la planta por la compañía Westinghouse, con sede en EE.UU., necesita un filtro de 100 millones de dólares para protegerse contra una potencial fuga.

El especialista se mostró preocupado por los diseños de tres potenciales reactores para la nueva central nuclear, ya que, en su opinión, el AP1000, diseñado por Westinghouse, es susceptible a las fugas.

Gundersen, que visitó la semana pasada la planta nuclear de Sellafield, actualmente en funcionamiento en Cumbria, advirtió que cualquier fuga sería como un “Chernóbil con esteroides”. El experto transmitió sus temores a los diputados en un evento en el Parlamento durante su visita al Reino Unido.

“La evacuación de Moorside alcanzaría las 50 millas. Se puede poner un filtro en la parte superior del AP1000 para atrapar los gases”, señaló el especialista. “Costaría unos 100 millones de dólares, que es poca cosa”, agregó.

“Si hay una fuga sería peor que la de Fukushima“, aseveró Gundersen, recordando que “históricamente ha habido 66 fugas de contención en el mundo”.

Lea también: Los impactantes efectos en la salud mundial del desastre de Fukushima

Por su parte, una portavoz de la ONR aseguró que la reguladora está trabajando para garantizar que el reactor tenga todas las garantías de seguridad. “Hemos recibido los planes revisados ​​de Westinghouse sobre 51 cuestiones pendientes” que tendrán que ser resueltas antes de que la oficina tome la decisión sobre la aprobación del reactor, anunció la portavoz.

“El diseño de la planta de energía nuclear AP1000 ofrece una seguridad sin igual a través de los sistemas innovadores de seguridad y tecnologías probadas basadas en el liderazgo de 50 años de Westinghouse en la tecnología de la energía nuclear”, afirmó, a su vez, una portavoz de la firma.