parlamento venezolano

El parlamento venezolano aprobó en primera discusión la Ley Habilitante Antiimperialista solicitada por el presidente, Nicolás Maduro, este martes, con el fin de preservar la paz y defender la patria de la amenaza más grave en su historia, la pretendida por el Gobierno deEstados Unidos al sancionar a Venezuela por supuesta amenaza inusual a la seguridad de ese país.

El mandatario nacional acudió este martes a la sede del Palacio Legislativo, en Caracas, para solicitar la aprobación de una Ley Habilitante que tiene como fin darle poderes especiales de rango, valor y fuerza en lo concerniente a dimensiones financieras, socioeconómicas, territoriales, de preservación de la soberanía, de la paz, la seguridad y la defensa de la República.

El presidente de la AN, Diosdado Cabello, indicó que el próximo domingo la Ley Habilitante solicitada por Presidente será sometida a segunda discusión, en la que se espera sea aprobada de forma definitiva por la mayoría revolucionaria del Hemiciclo.

Asimismo, expresó que la Revolución Bolivariana convoca a todos los venezolanos a la defensa de la patria, sin importar los partidos políticos, pues la amenaza de una posible intervención militar extranjera que acabe con la soberanía nacional debe despertar el sentir y amar de esta patria, dejando de lado los partidos políticos.

En este sentido, rechazó que la derecha venezolana se mantenga en “total y absoluto silencio” ante esta grave agresión contra el pueblo, y señaló que EEUU se encuentra planeando la “fase final de esta guerra no convencional, que cuando no consiguen lo que quieren”, por diferentes motivos, “deciden intervenir”.

Lamentó que la derecha no repudie que el Gobierno de Obama esté detrás de un golpe de Estado en el país. “Tienen compromiso con Estados Unidos en lugar de estar comprometidos con la patria, es una triste realidad”.

Por su parte, la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional (AN), Tania Díaz, advirtió que gobierno estadounidense “se va a encontrar con un pueblo organizado, dispuesto para la batalla, cuya conciencia y corazón está en defensa de la patria”.

Expresó que “si el imperio norteamericano se atreve a acosar, aunque sea un poco, esta tierra, se va a encontrar con 45.000 consejos comunales, con más de 900 comunas, con los consejos de mujeres que reunieron 43.000 asambleas, con miles de milicianos, y con los hombres y mujeres incorporados en las misiones”.

Asimismo, indicó que el presidente Barack Obama “no tiene moral para sancionar a Venezuela, para evaluar los derechos humanos en ninguna circunstancia en nuestro país, y menos para inmiscuirse en nuestros asuntos políticos, económicos y humanos”, como lo pretende hacer con la orden que califica a Venezuela como una amenaza inusual para su país.

Al respecto, el diputado opositor Ricardo Sánchez, durante su derecho a palabra, admitió que la postura tomada por el gobierno de los Estados Unido es una atentado contra todo el pueblo venezolano.

Expresó que “la posición que está asumiendo el gobierno norteamericano va dirigida a señalar como amenaza de seguridad, no al Presidente, o al chavismo, es a Venezuela”, a tiempo que señaló que el debate en el parlamento “es el debate más importante desde que se instaló la Asamblea, entre otras cosas porque no estamos convocados para discutir créditos adicionales, frases de campañas, ni siquiera posiciones ideológicas, políticas”, sino para ratificar el compromiso con el pueblo en defender a la Patria.

Respaldo a la lucha antiimperialista

La mayoría parlamentaria también aprobó la madrugada de este miércoles un acuerdo en respaldo a la lucha antiimperialista del pueblo venezolano frente a pretensiones injerencistas de Estados Unidos.

En este acuerdo, presentado por el diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Darío Vivas, el Parlamento también solicita la derogación de las medidas unilaterales aprobadas por EEUU el 18 de diciembre de 2014, debido a que violan el derecho internacional público y son un preámbulo a las agresiones militares contra la nación.

De igual forma, se rechaza la intromisión estadounidense en asuntos internos del país, pues el gobierno de ese país pretende “apropiarse de las riquezas naturales, destruir los logros alcanzados por el pueblo venezolano en estos 16 años de Revolución Bolivariana”.

En el texto se advierte que estas nuevas acciones injerencistas por parte del gobierno de Obama, podrían crear un escenario similar al registrado en Panamá en 1989, en el cual el imperio estadounidense invadió el país centroamericano.

Al respecto, Vivas refirió que la soberanía de Venezuela no le conviene al imperio norteamericano, que se niega a aceptar que la nación suramericana es una patria libre y soberana.

“Hemos demostrado en estos 16 años de Revolución Bolivariana que a nosotros nadie nos torcerá el brazo y, por el contrario, hemos venido actuando con soberanía defendiendo la integridad de la Patria y cumpliendo con todo lo que establece nuestra Constitución”, expresó durante el debate del acuerdo en apoyo a la lucha antiimperialista del pueblo venezolano.

El diputado revolucionario Julio Chávez también se pronunció en respaldo a la lucha antiimperialista del pueblo venezolano e indicó que la escalada gringa es parte de una estrategia geoeconómica para apropiarse de las riquezas del país.

“No es más que una estrategia que forma parte de guerra no convencional para, a fin de cuentas, venir por las riquezas que subyacen en la faja petrolífera Hugo Chávez, por la enorme potencialidad de las reservas estratégicas de minerales que tenemos en el país”, aseveró.

(Con información de AVN)