telescopio nasaObservar los más recónditos lugares del universo ya no es más una utopía. En pocos años se convertirá en realidad, sobre todo luego de que la NASA concluyera la etapa de revisión final de su telescopio espacial James Webb, que se convertirá en el sucesor del famoso Hubble.

Según anunció la NASA, se ha concluido la revisión del diseño del telescopio espacial James Webb queserá el telescopio más poderoso de todos los que han sido construidos hasta ahora. Podrá observar los objetos más lejanos en el espacio, proveer las imágenes de las primeras galaxias formadas y ver los planetas inexplorados alrededor de las estrellas lejanas.

Los astrónomos esperan que el telescopio sea capaz de ver las primeras estrellas y las partículas creadas en el espacio. Entre sus ambiciosos objetivos destaca el descubrimiento del lucimiento de las primeras estrellas y galaxias formadas a partir de la gran explosión, el estudio de la formación y el desarrollo de las galaxias, los sistemas planetarios e incluso la procedencia de la vida.

Durante la revisión crítica del diseño del Telescopio espacial James Webb, los expertos independientes han examinado con cuidado los detalles, los diseños, los planes de construcción y de pruebas, y los procedimientos de operación de la nave espacial. También han sido revisados por completo los sistemas de control de energía, comunicación y orientación.

Según Richard Lynch, de la NASA, es la última revisión crítica del diseño del programa, es decir, “se han completado todos los diseños para el Webb y solo quedan por diseñar los detalles”. Por su parte, los diseñadores aseguran que el desarrollo del proyecto sigue una agenda acelerada.

El telescopio es un proyecto conjuto de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense. Se espera que el nuevo observatorio espacial sea lanzado en el año 2018.

(Tomado de Rusia Today)