El rompehielos de la Guardia Costera de EEUU 'Polar Star', en una misión en la Antártida en 1999. Foto: Reuters

El rompehielos de la Guardia Costera de EEUU ‘Polar Star’, en una misión en la Antártida en 1999. Foto: Reuters

El rompehielos estadounidense Polar Star se dirige hoy hacia la Antártida para socorrer a los navíos chino y ruso atrapados en un mar helado tras el rescate de 52 pasajeros.

El rompehielos chino Xue Long (Dragón de Nieve) se quedó varado en el hielo antártico el pasado jueves después de ayudar con su helicóptero a rescatar al pasaje del barco expedicionario ruso Akademik Shokalskiy, también atrapado desde el 24 de diciembre.

Las autoridades de Australia, Rusia y China solicitaron la ayuda del Polar Star, uno de los mayores rompehielos de Estados Unidos, para socorrer ahora a los dos navíos, que no corren peligro de hundirse y cuentan con suficientes suministros de víveres.

El comandante de la Guardia Costera estadounidense, el vicealmirante Paul Zukunft, afirmó que el rompehielos interrumpirá su visita en Sydney y partirá hoy en una travesía de siete días hacia la bahía de Commonwealth, donde se encuentran los barcos atrapados por el hielo.

“Nuestra mayor prioridad es la seguridad de la vida en el mar, que es por lo que vamos a ayudar a abrir vías de navegación para esos navíos”, aseveró Zukunft.

El Polar Star partió de Estados Unidos el pasado 3 de diciembre hacia la Antártida con la misión de abrir rutas a barcos de suministro, según la cadena de televisión ABC.

“El Polar Star es capaz de romper hielo continuamente de hasta 1,8 metros con una velocidad de tres nudos y con hielos del grosor de seis metros”, afirmó Lisa Martin, portavoz de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia.

Los 52 pasajeros del Akádemik Shokálskiy, entre ellos tres científicos latinoamericanos, fue evacuado el pasado jueves en varios vuelos de helicóptero hasta un témpano de hielo desde el cual fueron trasladados en una barcaza hacia el rompehielos australiano Aurora Australis, en un operativo que duró varias horas.

El rescate tuvo lugar después de que fracasaran varios intentos por vía marítima y aérea debido a las malas condiciones meteorológicas en la bahía de Commonwealth, situada a unos 2.778 kilómetros al sur de la ciudad australiana de Hobart, en Tasmania.

El pasaje, entre científicos y turistas, se encuentran ahora en mar abierto a bordo del Aurora Australis camino de la estación antártica de Casey, donde el rompehielos australiano debe abastecerse.

Después el navío llevará a los rescatados a Hobart, donde se prevé que llegarán a mediados de mes, mientras la tripulación del Akadémik Shokálskiy permanece en el barco a la espera de que se derrita el hielo o le abran paso para salir a mar abierto.

(Con información de EFE)