Desempleo en EspañaLos jóvenes son cada vez más conscientes de que las oportunidades profesionales para los próximos años, si no se corrigen las políticas económicas que impone el neoliberalismo se encuentran más allá de nuestras fronteras. Además, residir, trabajar y formarse en países más desarrollados que el nuestro supone enriquecer el bagaje personal y profesional.
Según los resultados de una encuesta realizada por Adecco Professional e Infoempleo, más del 60% de los estudiantes españoles estarían dispuestos a cambiar de residencia por un empleo. Y no tienen preferencias, les da igual que sea dentro o fuera del territorio nacional. De hecho, el 64% de los encuestados estarían dispuestos a mudarse a otro país si les surge una oportunidad de trabajo.
¿Qué mueve a aceptar esta aventura en tiempos de crisis?
Como es lógico, las principales razones se centran en las mejores oportunidades profesionales que existenen el extranjero ante la mala situación económica que se vive actualmente en España, lo que supone alcanzar un mejor nivel de vida, ampliar la experiencia profesional y aprender un nuevo idioma. Sin responsabilidades familiares y muy cualificados Desde 2009, han emigrado casi 350.000españoles, según datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Solo en lo que va de 2012 salieron del país 114.057 españoles, de los que 83.763 emigraron al continente americano y 26.222 lo hicieronapaíseseuropeos.

De estos últimos, Francia, por su cercanía, es la primera opción (8.273), seguida del Reino Unido (4.780), Alemania (3.262) y Suiza (3.141). En lo que respecta a saltar el Atlántico, las preferencias de traslado las encabeza Argentina (22.073), aunque, curiosamente, Cuba es la segunda opción (13.890), por delante de países más desarrollados, como Brasil(8.362), México(7.959) y Estados Unidos (7.134). Respecto a los perfiles humanos de nuestros más recientes emigrantes, quienes optan por abandonar España hoy son en su mayoría jóvenes recién licenciados o profesionales de entre 25 y 35 años, sin responsabilidades familiares y con una elevada cualificación.

Como se viene avisando desde hace ya unos años, exportamos cerebros cuya formación ha costado mucho a la sociedad, pero cuyos frutos se recogen fuera de nuestras fronteras. Los perfiles más buscados Antes de la crisis, los puestos de trabajo en el extranjero que solían cubrir nuestros compatriotas licenciados estaban relacionados con la investigación, la medicina y la biología. Desde hace ya unos años, esta lista se ha ampliado e incluye a ingenieros de diversos sectores, arquitectos e informáticos.

Según las consultoras laborales Adecco y Randstad, el abanico de profesiones más demandadas por el mercado actual está bien definido por sectores. En el área de informática y nuevas tecnologías se buscan ingenieros de Telecomunicaciones, de Producción y Producto, directores de Ingeniería, directores industriales e ingenieros técnicos y mecánicos. En el sector servicios, la demanda apunta a personal de ventas, call-centers (servicios de atención telefónica), seguridad, servicios asistenciales, puestos informáticos, turismo, hostelería y restauración. El sector de la salud y el bienestar busca médicos, enfermeros, biólogos, químicos, delegados de ventas, visitadores médicos, delegados hospitalarios y técnicos de control de I+D. En energías renovables se precisan asesores en cambio climático e instaladores de placas solares, y en el ámbito científico los campos demandados son especialistas en biotecnología y laboratorios.

Buscar trabajo fuera

A la hora de lanzarse a la aventura en el extranjero, la Red Eures conecta los servicios públicos de empleo de 31 Estados europeos. Para conocer las necesidades laborales de cada país, es recomendable colgar el currículum vítae y obtener información sobre las condiciones de vida y de trabajo de cada país. Las tres redes sociales más utilizadas en España son Xing, Viadeo y Linkedin Otra opción para buscar trabajo es consultar directamente los servicios públicos de empleo y los portales laborales que funcionan en cada país. En el Reino Unido, por ejemplo , la Federación Nacional de Agencias Privadas de Empleo (REC) y Job centre Plus ofrecen excelentes ofertas. En Alemania, el Bundesgenturfür Arbeit ,y en Francia, Pole Emploi. Pero no son las únicas vías.

Una persona, un licenciado en este caso, que tenga claro que quiere desplazarse a trabajar al extranjero tiene también a su alcance la opción de las agencias privadas de empleo (Ranstad, Monster, Michael Page y otras) o las redes sociales profesionales. Estas son auténticas herramientas de gran utilidad a la hora de encontrar trabajo. Internet, un alidado para la búsqueda Las tres redes sociales más utilizadas en España son Xing, Viadeo y Linkedin. Esta última es, sin duda, la que más posibilidades ofrece para encontrar empleo. Siga las recomendaciones que le ofrecemos en esta misma página y sea activo en las redes, le servirá para coger práctica y extender sus aptitudes y posibilidades profesionales.

Una llamada a las delegaciones diplomáticas o una visita investigadora a sus webs proporciona información valiosa La consulta directa con las embajadas es otravía de acceso a posibles trabajos. Una llamada directa a las delegaciones diplomáticas o, mejor aún, una visita investigadora a sus páginas web oficiales le proporcionará información muyvaliosa sobre condiciones de solicitud laboral, legislación, posibles ofertas de trabajo…

Siguiendo los vericuetos de una navegación inteligente es posible que pueda establecer contactos con empresas españolas con presencia en el país que busca, saber cuáles son sus necesidades o hacer uso de sus foros. Los directorios de prácticas también son herramientas a tener en cuenta. El Portal Europeo de la Juventud cuenta con uno en diferentes instituciones y empresas europeas. Con el programa We Mean Business, propiciado por la Comisión Europea, también se pueden encontrar prácticas en Europa a través de los programas Erasmus y Leonardo da Vinci.

(Tomado de 20minutos.es)