Canal de Panamá

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció que viajará a España e Italia para exigir a sus gobiernos que pidan a sus empresas que cumplan con el contrato de ampliación del Canal de Panamá, cuyas obras podrían paralizarse este mes, según anunció el consorcio internacional encargado de la ejecución  de las mismas.

“Yo voy a ir a España e Italia a exigirle a estos gobiernos, porque no puede ser que una empresa meta una cantidad enorme de sobrecostos en una obra de ampliación, que es una obra de la humanidad, que cuando ellos licitaron pusieron un precio y ahora van a venir con el cuentito de que están subiendo los precios“, ha declarado Martinelli.

Sin precisar la fecha de su viaje, Martinelli ha señalado que los gobiernos español e italiano tienen una “responsabilidad moral” en el asunto porque dos de las cuatro empresas que integran el consorcio encargado del proyecto de ampliación son de esos países. “Creo que hay una responsabilidad muy alta del Gobierno español y del italiano porque empresas de esos países” están construyendo las nuevas esclusas para la ampliación de la vía interoceánica, ha reiterado Martinelli, que este jueves ha presidido el inicio de un nuevo período de sesiones ordinarias del Parlamento.

El Gobierno español comparte con el de Panamá el “deseo y el interés” para encontrar una solución “a la mayor brevedad posible” al conflicto. Así, fuentes gubernamentales han explicado a Efe que los ministerios de Asuntos Exteriores y Fomento están trabajando a través de sus contactos con sus homólogos panameños y con la empresa “para llegar a un acuerdo que ponga fin a este desequilibrio comercial”.

“Panamá es un país amigo y cercano a España con el que compartimos el deseo y el interés de que se encuentre una solución a la mayor brevedad posible”, han recalcado las fuentes.

También han destacado que desde el anuncio de paralización de las obras, el embajador español en Panamá, Jesús Silva, “ha seguido el tema, coordinando posturas para ayudar a conseguir una solución satisfactoria para ambas partes”.

Anuncio de suspensión de las obras

Por su parte, Sacyr ha señalado que el consorcio que lidera para la ampliación del Canal “mantiene abierta” la interlocución con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) “para alcanzar un acuerdo satisfactorio que ponga fin al actual desequilibrio contractual”.

Así lo ha señalado la constructora en un comunicado enivado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de que comenzara la sesión bursátil, donde ha llegado a hundirse un 18% en los primeros compases. Finalmente,  las acciones de la constructora han caído un 8,95% al cierre de la sesión.

En el comunicado enviado a la CNMV este jueves, Sacyr ha explicado que, por razón de incumplimientos graves e imputables a la ACP y conforme a los términos contractuales, “se ha comunicado formalmente que se procederá a la suspensión de los trabajos si los incumplimientos denunciados no son remediados dentro del periodo de preaviso (21 días)”.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), formado también por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, ha presentado “fundadas reclamaciones en relación con los sobrecostes del proyecto derivados de circunstancias sobrevenidas e imprevisibles ante las diversas autoridades competentes”, añade la nota.

GUPC, subraya, ha venido desarrollando continuados esfuerzos para que la ACP atendiera estas reclamaciones, cuyo importe global asciende hasta la fecha a unos 1.625 millones de dólares. Sin perjuicio de lo anterior, concluye el comunicado, GUPC “mantiene abierta la interlocución con la Autoridad del Canal de Panamá para alcanzar un acuerdo satisfactorio que ponga fin al actual desequilibrio contractual”.

El Canal de Panamá espera que el consorcio “recapacite”

El administrador de la  Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano ha comparecido en una rueda de prensa en la que ha afirmado que espera que el consorcio encargado de la ampliación de la vía acuática, ”recapacite” y termine la obra.

En declaraciones a miembros de la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en Panamá (ACOPEP), Quijano ha afirmado que la ACP está dispuesta a pagar montos que “estén justificados” a GUPC, encabezado por la española Sacyr Vallehermoso.

“Yo no tengo justificación ni la razón de cómo llegan a 1.600 millones de dólares” en reclamos, adicionales a los mas de 3.000 millones de dólares que recibió GUPC por la construcción del tercer juego de esclusas, que ha advertido que no continuará si no les atienden su reclamo

El administrador de la vía ha constestado que  ”nosotros no estamos administrando la obra, no estamos haciendo contratos todo eso lo hacen ellos”, respondió el administrador de la vía interoceánica, por donde pasa más del 5% del comercio mundial.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) rechazó con anterioridad de manera “categórica las presiones” del consorcio internacional encargado de la ampliación de la vía interoceánica, para negociar “fuera del contrato” sobre costos que alcanzan los 1.600 millones de dólares.

(Con información de EFE)