Michael Shumacher

Para Michael Schumacher era una tradición, desde hace muchos años, festejar la Navidad, el Año Nuevo y su cumpleaños en la nieve. En la víspera de su 45 aniversario, que se celebraba el 3 de enero, el piloto más laureado de la historia de la Fórmula Uno centra la atención mediática por el gravísimo accidente de esquí ocurrido hace cinco días en los Alpes franceses. Este año, el heptacampeón no podrá celebrarlo como le gustaría, pero sin duda será un día muy especial para su familia, que no ha dejado de estar a su lado en la sala del hospital de Grenoble, donde continúa en coma inducido y en estado crítico.

Schumacher ingresó en urgencias el pasado domingo a mediodía y se le intervino de inmediato de las lesiones craneales sufridas, al caer y golpearse violentamente contra una roca en la estación de Méribel.Los mensajes de apoyo de todo el mundo siguen llegando casi con más intensidad que en los momentos cumbre de su carrera deportiva.

Se espera que sean muchos los que se acuerden precisamente mañana de ‘Schumi’, pues es una fecha muy especial para él. Miles de mensajes de apoyo inundan las redes sociales estos días. Los de mañana, más numerosos si cabe, irán acompañados de felicitaciones que llegan en un momento amargo pero que seguro que irán cargadas de energía.

La representante del siete veces campeón del mundo, Sabine Kehm, explicaba al diario Bild cómo pasó la Nochevieja. “Michael seguía vigilado muy de cerca por los médicos. Estuvo estable toda la noche”. Pero para el día de su cumpleaños no se atreve con los pronósticos: “Me reservo de dar una previsión. Tenemos que pensar solo en el día a día”.

Un periodista disfrazado de cura en el hospital

En Fin de Año, Schumacher estuvo siempre acompañado de su mujer Corinna, de la misma edad que él. Pero pocas horas después abandonó el hospital por primera vez desde su llegada el domingo. Lo hizo para tomar algo de aire fresco y reponer energías tras días sin pisar las calles de Grenoble.

La gran cantidad de periodistas agolpados frente al hospital ha llegado a agobiar a al entorno del corredor, que ha insistido en pedir respeto a la privacidad de la familia. La animadversión de los allí presentes hacia la prensa se agudizó tras interceptarse a un periodista disfrazado de cura que pretendía entrar en el hospital de Grenoble, donde está ingresado.

La representante del siete veces campeón del mundo, Sabine Kehm, rogó a los medios de nuevo guardar las distancias, al tiempo que dejaba en el aire si decidirán denunciar al intruso.

La esposa de Schumacher, Corinna, sus dos hijos -Gina Maria y Mick- y el hermano y también ex piloto Ralf son de las pocas personas que están autorizadas a permanecer en la quinta planta de la Clínica Universitaria de Grenoble, en la que se ha apostado un gran dispositivo para evitar que vuelvan a ocurrir este tipo de incidentes.

Su agente niega un exceso de velocidad

La representante del deportista afirmó que el accidente de Schumacher se produjo después de que éste abandonara la pista marcada para ayudar a un amigo que había sufrido una caída. La agente negó, asimismo, que estuviera esquiando a gran velocidad, como se ha afirmado en los medios, aunque pese a ello se dio un golpe muy fuerte.

Según el diario Bild, que ha hecho una reconstrucción pormenorizada del accidente, Schumacher se encontraba acompañado, además de por su hijo Mick, de 14 años, por al menos tres amigos más y estuvo esquiando toda la mañana por las pistas de Méribel.

Sin embargo, poco después de las 11 horas, abandonó la pista y se adentró unos veinte metros entre las pistas Biche y Mauduit. Fue entonces cuando cayó y se golpeó en la cabeza contra una roca en una zona de nieve blanca, fuera de las demarcaciones habilitadas para esquiar. El casco protector que llevaba en el momento del accidente se partió en dos por efecto del violento impacto.

Según el último parte médico, hecho público este martes, Schumacher fue operado de nuevo la noche pasada y presenta una “ligera mejoría”. Los doctores indicaron que volverán a comunicar sobre la salud de Schumacher sólo si se producen evoluciones en su estado.

(Tomado de El Mundo)