Atentado VolgogradoMiles de efectivos policiales y del Ejército participan en Volgogrado y sus alrededores en una operación iniciada la víspera por orden presidencial, tras los atentados ocurridos en esa ciudad con saldo de 32 muertos y 72 heridos.

El Comité Nacional Antiterrorista cifró en cerca de cinco mil los integrantes de los cuerpos del orden que permanecen en estado de movilización total en 268 grupos de búsqueda y 142 puntos de investigación, en cumplimiento de la indicación del mandatario, Vladimir Putin.

Alexander Bortnikov, jefe del Servicio Federal de Seguridad (SFS), informó que los organismos competentes acordaron aplicar un conjunto de medidas para garantizar la protección de los ciudadanos y de objetivos sociales y económicos de interés estratégico.

Igualmente pidió comprensión a los vecinos de Volgogrado sobre “una medida forzosa” que incluye el patrullaje de las calles por efectivos del Ejército, cosacos y voluntarios y la revisión masiva de documentos.

Unas 87 personas fueron conducidas este lunes a unidades policiales por ofrecer resistencia a los agentes del orden público, negarse a presentar la documentación solicitada, portar armas y otros delitos, según La Voz de Rusia.

Dos elementos subversivos fueron abatidos la víspera durante un enfrentamiento a tiros con fuerzas de seguridad en la república autónoma de Kabardino-Balkaria, en el Cáucaso ruso, donde se implantó el régimen de operación antiterrorista, denominado Torbellino Antiterror.

En la redada de tropas especiales y de la policía local, en una de las viviendas de la ciudad de Cheguen, fueron cercados cuatro irregulares armados, dos de los cuales murieron, confirmaron fuentes de Interior republicano, citadas por la agencia Interfax.

La operación de búsqueda y captura continúa en esa urbe de Kabardino-Balkaria, situada al norte, en la cadena montañosa del Cáucaso, en la frontera con el distrito Stavropol (en el extremo sur de la Federación), y las repúblicas autónomas de Osetia del Norte y Karacháevo-Cherkesia.

En paralelo, se registraron este lunes también choques armados entre fuerzas federales y una banda subversiva en territorio de Stavropol, con saldo de al menos un muerto en el grupo de los irregulares.

Volcán-4, el plan de búsqueda y captura de armados ilegales está en marcha en ese territorio, donde el viernes último murieron tres agentes al estallar una bomba cerca de una comisaría, en la localidad de Pyatigorsk.

Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, informó que el Comité Nacional Antiterrorista estableció una serie de medidas de emergencia para combatir ese flagelo.

Indicó el Centro de Información del Comité que desde la escala de municipio los jefes de Seguridad, la Policía, el Comité de Investigaciones, el Ministerio de Situaciones de Emergencia y el de Salud asumen la responsabilidad directa por el cumplimiento de ese plan.

(Con información de Prensa Latina)