egipto protestas

El Gobierno interino egipcio aumentó su presión contra la Hermandad Muslmana (HM, islamistas) con lacongelación de los fondos de la cúpula de la entidad y de organizaciones no gubernamentales afines, según precisiones circuladas el sábado.

La medida abarca a 132 dirigentes de alto nivel de la HM, ilegalizada en septiembre pasado y declarada organización terroristas esta semana, y se basa en un decreto judicial, precisó el portavoz del Ministerio de Justicia Azzat Khamis, quien se abstuvo de revelar el monto de los bienes.

Tras el derrocamiento en julio pasado del presidente islamista Mohamed Mursi, las autoridades incautaron los fondos de la HM y dijeron haber encontrado grandes cantidades de efectivo en un arsenal improvisado.

En septiembre pasado fueron congeladas las cuentas bancarias de la cofradía que revertirán al Estado, según el panel formado para administrarlas.

La nueva medida de un tribunal administrativo se basa en un fallo que acusa a la HM de amenazar la seguridad pública y de alterar el orden y abarca automóviles, tierras agrícolas y acciones en compañías cotizadas en la Bolsa de valores egipcia, acorde con precisiones.

(Con información de Prensa Latina)