El 31 % de estas madres 'vírgenes' hicieron voto de castidad antes del matrimonio. Foto: Corbis

El 31 % de estas madres ‘vírgenes’ hicieron voto de castidad antes del matrimonio. Foto: Corbis

En EE.UU. se ha dado a conocer un inusual fenómeno de inmaculada concepción, ya que, al parecer, una de cada 200 mujeres estadounidenses se queda embarazada pese a que dicen no haber mantenido relaciones sexuales. Así lo revela un estudio de larga duración desarollado entre 1995 y el 2009 en Estados Unidos y que se titula ‘Como una (madre) virgen’ [‘Like a virgin (mother)’], publicado por la revista ‘British Medical Journal’.De las 7.870 mujeres encuestadas 45, es decir el 0,5%, aseguraron haber concebido a sus hijos sin el menor contacto sexual con penetración vaginal. Además, ninguna de las mujeres dijo haber recurrido a algún tipo de inseminación artificial o de fecundación in vitro.

“Al principio pensamos que cometimos un error en la programación”, comentó la profesora de Bioestadística de la Universidad de Carolina del Norte, Amy Arenque, autora de la investigación. Sin embargo, después de volver a comprobar los perfiles de datos no fue hallado error alguno.

Los investigadores comprobaron que las mujeres que se habían quedado embarazadas, a pesar de afirmar que nunca habían tenido relaciones sexuales en el momento de la concepción, comparten algunas características comunes. Así, por ejemplo, el 31 % de estas madres ‘vírgenes’ hicieron voto de castidad antes del matrimonio.

Los resultados del estudio lo respaldan las respuestas sobre el historial de los embarazos y de los comienzos de las relaciones sexuales de las encuestadas, a las que no se les preguntó directamente si eran vírgenes en el momento de quedarse encintas.

Pese a todas las precauciones, los investigadores admiten una posible falta de comprensión de las preguntas en algunos casos. Además, consideran que esas afirmaciones científicamente imposibles muestran que hay que tener cuidado en la interpretación de los comportamientos consignados por las encuestadas. Memoria falible, creencias y deseos pueden hacer que las personas mientan a la hora de responder a las preguntas de los científicos, advierten.

(Con Información de Russia Today)