Cumbre Alba Petrocaribe

Foto: Telesur

El diseño de nuevos mecanismos a favor de la integración destaca hoy en la agenda de bloques como el ALBA y Petrocaribe, con vistas a consolidar posiciones entre países con intereses communes a favor del pueblo.

La II Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y el mecanismo energético, efectuada en Venezuela, dejó como saldo avances sinificativos hacia la conformación de una Zona Económica Exclusiva entre ambas iniciativas.

Asimismo, las delegaciones de los 20 países participantes en el encuentro fueron más allá al recomendar la extensión del proyecto hasta el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Para el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, un bloque de ese tipo sumaría a 23 estados de Latinoamérica y el Caribe, con 408 millones de habitantes.

De esa forma surgiría una zona con 13 millones 260 mil kilómetros cuadrados de superficie territorial y un Producto Interno Bruto (PIB) conjunto de tres billones (millón de millones) 887 mil millones de dólares, para dar lugar así a la cuarta economía del planeta.

Unido a ello, esa asociación dispondrá de la primera reserva petrolera del mundo, la cuarta de gas natural, recursos minerales, marítimos e hídricos.

Por su parte, el ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, señaló que la Zona Económica ALBA-Petrocaribe concentrará las acciones en cinco áreas específicas.

Entre ellas mencionó transporte y comunicaciones, los programas estructurantes de entrenamiento productivo y de turismo, comercio e integración y desarrollo social y cultural.

El funcionario expuso los avances en la labor de cada uno de esos ámbitos, con énfasis en los esfuerzos para lograr la interconexión entre los países miembros, tanto por vía aérea como marítima.

Además, se han evaluado proyectos que permitan complementar las economías de los países de ambos organismos, con 11 planes identificados en El Salvador, Nicaragua, Cuba y Suriname.

Mientras, en el ámbito político se anunció la decisión de los jefes de Estado de Haití, Michell Martelly; y de República Dominicana, Danilo Medina, de conformar una comisión bilateral de alto nivel.

La referida instancia está orientada a buscar soluciones a los problemas que en los últimos meses han venido afectando a los dos gobiernos.

En ese sentido, el mecanismo trabajará con el empeño necesario en la evaluación de los temas migratorio, comercial, de medio ambiente y seguridad.

(Tomado de Prensa Latina)