Enrique Peña Nieto. Foto: Archivo.

Enrique Peña Nieto. Foto: Archivo.

El Gobierno Federal de México desechó toda posibilidad de que la reforma energética pueda ser impugnada en los tribunales y confía en que los primeros contratos con empresas petroleras particulares sean asignados en 2015.

El secretario de Energía de ese país, Pedro Joaquín Coldwell, dijo a un medio local que tras la aprobación de la reforma, “conforme a las mejores prácticas legislativas”, no puede haber “elementos fundados para que pueda ser impugnada”.

Coldwell precisó que está descartada esa vía, para dar respuesta al Partido de la Revolución Democrática(PRD) que anunció la semana pasada que impugnaría la reforma ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El partido izquierdista insiste en tomar acciones ya que señalan que luego del respaldo de las instituciones, el proceso seguido en la Cámara de Diputados para aprobar la iniciativa violó el reglamento de ese órgano porque se debatió en el pleno sin que pasara por las comisiones.

Por su parte Coldwell destacó que los legisladores pueden impugnar este instrumento al reunir todos los elementos, pero insistió que la reforma permite la participación del capital privado, con el que no negociaban desde hace siete décadas por los monopolios estatales, es “muy sólida en ese aspecto”, resaltó.

Asimismo, estimó que en dos años- una vez que entre en vigor la ley reglamentaria, entre abril y mayo-, podrán generarse para la nación mas 500 mil empleos y habrá una reducción en las tarifas de luz y gas”; además de incrementarse la producción en 500 mil barriles de crudo diarios.

El ministro, también se refirió a las negociaciones con particulares, cuyos contratos iniciarán sin esperar a que concluya la transición de las empresas públicas de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a compañías productivas del Estado en un aproximado de dos años.

“Si contamos, como esperamos, con la legislación secundaria hacia abril o mayo del próximo año, podemos estar asignando quizás los primeros contratos hacia 2015″, apuntó tras acotar que la reforma establece varias modalidades de contrato con las empresas privadas en materia de hidrocarburos, por ejemplo.

Coldwell reiteró que con esta iniciativa Pemex tendrá extensión para competir en el mercado petrolero y sostener asociaciones más eficaces. En la segunda ronda aprobatoria se determinarán las regulaciones fiscales que incentivarán la exportación e importación.

La reforma energética ya está lista para ser promulgada por el Ejecutivo tras obtener el aval de la mayoría de los 31 estados del país y del Congreso mexicano.

El Congreso del estado de San Luis Potosí (norte) aprobó este lunes la iniciativa, convirtiéndose “en la entidad número 17 del país que avalaba la reforma constitucional”, informó la entidad legislativa a través de un comunicado.

México está dividido en 31 estados, y es necesario que “la mitad más uno” respalden un instrumento de ley constitucional antes de poder ser promulgada por el Ejecutivo.

Tras la aprobación del Congreso, y la tentativa promulgación de una ley modificada, el descontento popular sigue creciendo, miles de ciudadanos han decidido tomar las calles en las últimas semanas para manifestarse contra varias políticas adoptadas por el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

(Con información de teleSUR)