Diputados votan nominalmente en lo general, la minuta de la Reforma Energética. Foto: @CanalCongreso

Diputados votan nominalmente en lo general, la minuta de la Reforma Energética. Foto: @CanalCongreso

El Pleno de la Cámara de Diputados de México aprobó, en lo general, la reforma energética promovida por el gobierno de Enrique Peña Nieto, que permite la entrada de capital extranjero al sector energético del país.

Con 354 votos a favor y 134 votos en contra (cero abstenciones), la Cámara Baja aprobó la minuta con los cambios constitucionales que apenas 13 horas antes habían aprobado los senadores.

Los votos a favor fueron del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, cuyos legisladores defendieron la reforma que abre al cien por ciento la inversión privada extranjera en el sector energético.

En cambio, diputados de izquierda, de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano, se pronunciaron en contra de lo que se discutía porque, consideraron, con el esquema aprobado, que el Estado pierde la rectoría de la industria energética nacional.

Una vez aprobada la minuta, se inició la discusión en lo particular, los diputados de izquierda reservaron todos los artículos de la reforma energética. Se registraron un total de 101 oradores del PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

La ley propuesta por el presidente Enrique Peña Nieño, llevó a cientos de ciudadanos a apostarse desde el pasado miércoles a las afueras del Senado y a realizar marchas y concentraciones en varias partes del país como muestra de rechazo.

Recientemente, el presidente del Comité Ejecutivo del opositor Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, insistió en que, si finalmente el Congreso aprueba el proyecto de ley de reforma energética, denunciará al mandatario mexicano por “traición a la patria”.

Los ciudadanos cuestionan el proyecto oficialista que se discute en el Senado, no avalan la apertura total del sector energético al sector privado.

La reforma energética ha desatado el rechazo no solo de la izquierda sino de diferentes sectores sociales de la nación. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) entregó al Senado casi un millón 700 mil firmas para solicitar una consulta popular sobre el tema.

Más del 70 por ciento de los mexicanos no está de acuerdo con reformar la Constitución para permitir la inversión privada en la estatal Petróleos Mexicanos, según revelan diversas encuestas.

Anuncios