De acuerdo con The Guardian, la Comisionada de Justicia de la Unión Europea, Viviane Reding,  está negociando con los EE.UU. sobre las consecuencias del escándalo de la NSA. Foto: Frederick arubeño / AFP / Getty

De acuerdo con The Guardian, la Comisionada de Justicia de la Unión Europea, Viviane Reding, está negociando con los EE.UU. sobre las consecuencias del escándalo de la NSA. Foto: AFP / Getty

La Comisión Europea llamó a proteger a los ciudadanos europeos del uso indiscriminado de datos personales que realizan las agencias de inteligencia de Estados Unidos, refirió la agencia Reuters.

La Comisionada de Justicia de la Unión Europea, Viviane Reding, declaró que esperaba que Washington cumpliera con su promesa de dar a todos los ciudadanos europeos el derecho a demandar a este país si sus datos estaban siendo mal utilizados.

“Europa espera ver el cambio legislativo en Estados Unidos antes del verano de 2014”, agregó.

Hace apenas unas semanas, el diario The Guardian reveló un memorándum filtrado por Edward Snowden según el cual la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) firmó un acuerdo secreto en 2007 con oficiales de inteligencia del gobierno británico que permitía a esta organización analizar y retener cualquier teléfono móvil, números de fax y direcciones IP de ciudadanos británicos.

El mensaje de Reding se reafirmó en un proyecto de informe obtenido por Reuters que pidió “mucha atención para la Unión Europea” en el seguimiento de los acuerdos de intercambio de datos, dada la “recolección a gran escala y el procesamiento de los datos personales en virtud de programas de vigilancia de los Estados Unidos”.

Las observaciones ponen de relieve una creciente sensación de inquietud en Europa en un momento delicado en las relaciones transatlánticas, cuando las dos mayores economías del globo buscan un pacto comercial para profundizar los lazos bilaterales, señala la nota de Reuters.

Apenas unos meses después de que funcionarios estadounidenses confirmaron la existencia de PRISM,un programa para recolectar datos de Google, Facebook y otras empresas estadounidenses, expertos europeos expresan su frustración. “Los ciudadanos de la Unión Europea no gozan de los mismos derechos y garantías procesales que los estadounidenses”, escribieron los funcionarios refiriéndose a la transferencia de datos.

En el informe se destacó la necesidad de mejorar la transparencia en el sistema de “puerto seguro” que permite a las empresas en Europa que recopilan información personal sobre los clientes, por ejemplo, enviar los datos a los Estados Unidos.

Sin embargo, algunos creen que la postura del ejecutivo de la UE, que escribe las leyes de los 28 países de la unión, es débil. “Somos un gigante económico y nos comportamos como un enano político”, dijo Sophie in’t Veld, miembro holandés del Parlamento Europeo.

“La Comisión y los Estados miembros son extremadamente tímidos y le están fallando a sus ciudadano”, agregó.

“No se trata solo de una cuestión legal”, añadió Sophie in’t Veld, sino de la necesidad de que “Europa se comporte como una entidad políticamente segura de sí misma”. In ‘t Veld es miembro del Comité de Libertades Civiles del Parlamento Europeo que recientemente votó a favor de un régimen más duro de protección de datos en Europa.

Este voto despejó el camino para las negociaciones con los Estados miembros, con el objetivo de contar con un nuevo código de conducta aprobado en mayo del próximo año que actualizaría las leyes de protección de datos de Europa desde 1995.

Además de imponer fuertes multas a las empresas que incumplan las normas, el nuevo marco regulatorio obligaría a las empresas a obtener el consentimiento individual antes de utilizar la información personal.

(Versión de Elaine Díaz, para Cubadebate)