nsa1024

Una presentación de 2012 explica cómo la NSA recoge información de todo el mundo mediante una “Red Informática Explotación” (CNE) utilizada en más de 50.000 localidades para la infiltración secreta de los sistemas informáticos obtenidos mediante la instalación de malware. Como se puede apreciar, La Habana está entre los objetivos de la Agencia.  Fuente: nrc.nl. (Para ver la imagen en alta resolución, haga clic sobre ella.)

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos infectó a más de 50.000 redes de ordenadores en todo el mundo con software maligno diseñado para robar información confidencial, según revelan documentos proporcionados por el ex analista de inteligencia Edward Snowden a los que tuvo acceso el diario holandés NRC.

Una presentación de 2012 explica cómo la NSA recoge información de todo el mundo mediante una “Red Informática Explotación” (CNE) utilizada en más de 50.000 localidades para la infiltración secreta de los sistemas informáticos obtenidos mediante la instalación de malware. Los ataques son realizados por un departamento especial llamado Tailored Access Operations (TAO) que cuenta con más de un millar de piratas informáticos.

El Washington Post anunció en agosto que la NSA había instalado unos 20.000 “implantes” en 2008 y queestaba llevando a cabo estas operaciones cibernéticas desde 1998, basado en un informe sobre el presupuesto secreto de los servicios de inteligencia estadounidenses.

En septiembre de 2013, el proveedor de telecomunicaciones Belgacom descubrió que durante varios años el servicio de inteligencia británico instalaba software malicioso en sus redes para recolectar los datos telefónicos y de tráfico de sus clientes. En ese caso, Reino Unido utilizó una página falsa en Linkedin para atraer a los empleados de la empresa.

La NSA ha realizado estas operaciones además en Brasil y Venezuela. El software maligno instalado en estos países puede ser controlado de forma remota y permanecer activo durante años sin ser detectado. Los implantes actúan como “células durmientes” que se pueden activar con la pulsación de un botón.

Este mes, un grupo de organizaciones no gubernamentales entre las que se encuentran la Electronic Frontier Foundation, Access y Aministía Internacional escribieron una carta a los miembros de la Asamblea General de Naciones Unidas para “sentar una posición común en contra de las prácticas indiscriminadas de vigilancia masiva, intercepción y recopilación de datos, tanto en Estados Unidos como en el extranjero”.

Previamente, Brasil y Alemania habían introducido una resolución al respecto que los países de la alianza “Five Eyes” (Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y Nueva Zelanda) trataron de debilitar.

(Versión de Elaine Díaz, para Cubadebate)

Anuncios