Nueva Isla japonesa

La nueva isla, que podría desaperecer bajo el nivel del mar, está situada cerca del archipiélago de Ogasawara, a 1000 km al sur de Tokio. Foto: AFP.

Una intensa actividad volcánica provocó que esta semana una nueva isla naciera en el océano Pacífico, a unos 1.000 kilómetros al sur de Tokio, en Japón.

El islote fue divisado por primera vez por un avión del servicio de guardacostas de Japón y está muy cerca de la isla volcánica inhabitada de Nishinoshima, en el pequeño archipiélago de Ogasawara.

La nueva isla japonesa está situada cerca de la deshabitada isla volcánica de Nishinoshima. Foto: Reuters.

La nueva isla japonesa está situada cerca de la deshabitada isla volcánica de Nishinoshima. Foto: Reuters.

Las últimas informaciones difundidas por las autoridades japonesas afirman que si bien el miércoles tenía una forma circular y un diámetro de 200 metros, en las últimas horas ha tomado una forma alargada de 400 metros de largo y 200 de ancho.

Las proyecciones volcánicas de la isla eran el jueves de 900 metros por encima del nivel del mar, frente a los 600 del día anterior, lo que indica la intensa actividad volcánica que la hizo nacer, indicó un portavoz de los guardacostas.

“Es posible que siga creciendo porque el cráter se extiende y el magma sigue subiendo”, dijo Yoshihiko Tamura, del Centro Japonés de Investigaciones Geográficas.

Las imágenes muestran una columna de humo blanco de unos 600 metros que se une con una nube de ceniza negra provocada por las violentas explosiones generadas en el interior del volcán. Foto: Reuters.

Las imágenes muestran una columna de humo blanco de unos 600 metros que se une con una nube de ceniza negra provocada por las violentas explosiones generadas en el interior del volcán. Foto: Reuters.

La última vez que ocurrió un fenómeno de este tipo en el país fue en septiembre de 1973, cuando apareció la isla Shinshima-Nishinoshima, de la que ahora sólo sobrevive una pequeña parte (el resto ha sido cubierto por las olas).

Según las autoridades, es probable que esta isla -que aún no ha sido bautizada- vuelva a desaparecer bajo el nivel del mar. Si eso no ocurre, las aguas territoriales de Japón se extenderán.

(Con información de BBC y El Nacional)

Anuncios