Apretón de manos entre René y una miembro de la delegación rusa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Apretón de manos entre René y una miembro de la delegación rusa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

La noche prometía lluvia. Las pocas estrellas en el cielo así lo vaticinaban. Una que otra nube sobrevolaba la ciudad de los parques, al tiempo en que se producía un ligero, pero perceptible, cambio de temperatura.

Próximas las nueve de la noche llegamos hasta la comunidad Emilio Bárcenas, donde cederistas y federadas, acompañados por los más jóvenes del barrio, sostendrían un fraternal encuentro con los delegados del IX Coloquio por la Liberación de los Cinco y contra el Terrorismo.

Flores, banderas, carteles engalanaban las calles convertidas en tribuna. “No estamos todos, faltan los cinco”- coreaban una y otra vez. Los niños bailaban mientras los delegados sonreían. L as cintas amarillas pasaban de mano en mano, en una ocasión que también fue propicia para el intercambio de libros.

Las primeras gotas de lluvia caían sobre nuestras cabezas, pero nada era más importante que los lazos de hermandad que allí se tejían. El reloj continuaba su curso habitual y el aguacero no se contenía; razón por la cual tuvimos que recibir cobijo en las casas vecinas.

Serían las diez de la noche cuando lo vimos llegar. La lluvia no constituyó un freno para el abrazo con los holguineros. René González, Héroe de la República de Cuba, estaba allí. Mojado como nosotros, pero sonriente, en la sala de una modesta vivienda de la calle 26.

Con lágrimas en los ojos, Nilda Turuel Torres nos cuenta que recibirlo en su hogar constituye un privilegio enorme, las palabras no alcanzan para describir lo que se siente. “Nosotros desde hace rato estamos preparando esta actividad, pero cuando supe la noticia de que venía René, de verdad que me emocioné mucho, y lloré, pero no es tristeza, es emoción”.

El tener al abanderado de los cinco, aquí en nuestra casa, verlo con los niños, con nosotros, nos da aliento para continuar nuestra lucha contra ese imperio brutal que los tiene encarcelados”, agregó.

“Seguirá lloviendo como en cada coloquio, porque mientras no tengamos en Cuba a Los Cinco, la tierra también llora” – me dice una compañera en medio del encuentro, cuando intento secar el agua de lluvia en mis lentes.

Vecinos de la Comunidad Emilio Bárcenas en Holguín reciben a delegados IX Coloquio. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Vecinos de la Comunidad Emilio Bárcenas en Holguín reciben a delegados IX Coloquio. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Manos por la libertad.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Manos por la libertad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Niñas holguineras dedican su arte a Los Cinco.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Niñas holguineras dedican su arte a Los Cinco. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Fiesta de Solidaridad en CDR holguinero.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Fiesta de Solidaridad en CDR holguinero. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

"No estamos todos, faltan Los Cinco".  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

“No estamos todos, faltan Los Cinco”. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Kenia Serrano, presidenta del ICAP, junto a  Alicia Jrapko y Graciela Ramírez, activistas de los movimientos de solidaridad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Kenia Serrano, presidenta del ICAP, junto a Alicia Jrapko y Graciela Ramírez, activistas de los movimientos de solidaridad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Los más pequeños también estuvieron presentes.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Los más pequeños también estuvieron presentes. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Esta niña lloraba porque con la multitud no lograba llegar hasta René y darle un beso.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Esta niña lloraba porque con la multitud no lograba llegar hasta René y darle un beso. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

René González junto a su esposa Olga, y pequeños de la comunidad.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

René González junto a su esposa Olga, y pequeños de la comunidad. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Una pionera declama para los presentes.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Una pionera declama para los presentes. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

René bebió un vino holguinero que le brindaron con cariño. Nilda Turuel Torres

René bebió un vino holguinero que le brindaron con cariño. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Nilda Turuel junto a René y Olga, en la sala de su casa. Nilda Turuel Torres

Nilda Turuel junto a René y Olga, en la sala de su casa. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Holguineros reciben la visita de René en sus casas.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Holguineros reciben la visita de René en sus casas. Foto: Daylén Vega / Cubadebate

Ella fue testigo.  Foto: Daylén Vega / Cubadebate.

Nuestra bandera fue testigo. Foto: Daylén Vega / Cubadebate.