lionel messi lesión

La nueva lesión que mantendrá al estelar Lionel Messi inactivo entre seis y ocho semanas abrió incertidumbres sobre la condición física del crack argentino de Barcelona, a solo siete meses del Mundial de Brasil.

Messi se rompió el bíceps femoral de su pierna izquierda, se perderá siete partidos entre Liga de España y Liga de Campeones y practicamente se despedirá de un 2013 difícil, en el que sufrió cinco lesiones musculares.

El crack argentino será baja ante Granada, Ajax, Athletic Bilbao, Celtic, Villarreal, Getafe y Elche y podría reaparecer en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid, actual escolta de Barcelona en la Liga de España.

Messi, que realizará la primera parte de su recuperación en Barcelona y luego en Argentina, también será baja en la primera ronda de la Copa del Rey ante Cartagena, tras confirmarse hoy el grado de la lesión que sufrió el domingo ante Betis.

El jugador, acompañado de su padre y su hermano, se realizó pruebas hoy en la Ciudad Deportiva del Barcelona, donde fue sometido a una ecografía que reveló el alcance de la lesión que sufre en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

Messi se lastimó cuando dio un pase a Neymar, desde una posición forzada, casi cayéndose, a los 17′ del partido que Barcelona, con Andrés Iniesta en su lugar, terminó goleando 4-1 en campo de Betis.

Barcelona, invicto en 19 partidos de temporada con el DT argentino Gerardo “Tata” Martino, y con 37 de 39 puntos posibles en la Liga, cuenta con Alexis Sánchez y Neymar, entre otros, en gran forma, pero el argentino suele ser imprescindible, especialmente en Liga de Campeones.

“Tres lesiones similares en tres meses necesitan transparencia más allá del simple parte médico. De lo contrario, se comenzará a especular sobre la idoneidad de sus entrenamientos, el tipo de recuperación que sigue, la dieta alimenticia e incluso su ritmo de vida personal”, opina hoy Josep Maria Casanovas en Sport.

“Cualquier lesión es mala pero si el jugador se llama Messi…”, afirmó a su vez Andoni Zubizarreta, director deportivo de Barcelona, mientras la prensa catalana se pregunta por qué Leo, aparentemente, no cuenta más con Juanjo Brau como fisioterapeuta personal que le ponía el club.

La seguidilla de lesiones de 2013, un año atípico para él, al punto que fue reemplazado en nueve partidos, comenzó el 2 de abril en París ante PSG por Liga de Campeones, en el bíceps femoral de la pierna derecha.

A partir de allí jamás logró jugar seis partidos seguidos.

En mayo volvió a lastimarse la misma zona al salir a los 67′ ante Atlético de Madrid, mismo rival contra el que sufrió la tercera lesión, otra vez bíceps femoral, aunque en pierna izquierda, a finales de agosto, en el Calderón, por la Supercopa de España.

El 28 de septiembre volvió a lastimarse en el triunfo 2-0 ante Almería, desgarro en el bíceps femoral de la pierna derecha, tras lo cual llegó la quinta y última lesión, desgarro en el bíceps femoral de la pierna izquierda.

La seguidilla de lesiones, tras cuatro temporadas casi perfectas, amenaza con dejar a Messi sin un eventual quinto Balón de Oro consecutivo, con Frank Ribery y Cristiano Ronaldo como potenciales máximos candidatos al trofeo, que se concederá el 13 de enero de 2014 en Zurich.

Ribery ganó triplete con Bayern Munich en la pasada temporada y Ronaldo apenas la Supercopa de España, sin títulos en 2013, aunque con registros individuales en alza y un fin de año del portugués pletórico en goles. En Argentina, la mayor preocupación es con vistas al Mundial de Brasil y hoy el DT Alejandro Sabella dejó a Messi afuera de los próximos amistosos en Estados Unidos, ante Ecuador el 15 de noviembre (Nueva Jersey) y el 18 contra Bosnia (San Luis).

“No soy un especialista, aunque preocupa que los jugadores se lesionen en un mismo lugar. Hay que ser optimista y tener tranquilidad”, dijo Sabella, en medio de titulares preocupantes en la prensa de Buenos Aires.

(Con información de ANSA)

Anuncios