Implante coclear.

Implante coclear.

Cuba desarrolla desde hace más de 15 años un programa nacional gratuito de implantes cocleares por el cual han sido atendidos unos 270 niños, sobre todo multidiscapacitados y sordociegos, confirma hoy el diario Granma.

La doctora Beatriz Bermejo, miembro del Grupo Nacional de Implantes Cocleares, informó a Prensa Latina que en 1998 comenzaron los implantes cocleares en la Isla, en un trabajo conjunto de varias instituciones como el Centro Nacional de Neurociencias, el Centro Internacional de Salud La Pradera y el Hospital Hermanos Ameijeiras, en La Habana.

En Cuba, según un estudio realizado entre el 2001 y el 2003, la tasa de prevalencia nacional de discapacidad auditiva es de 2.1 por mil habitantes, explicó la especialista.

Desde el 2005, agregó, cuando se realizaron 21 implantes cocleares, se perfeccionó la labor con un grupo multidisciplinario de especialistas, compuesto por otocirujanos, audiólogos, neurofisiólogos, neuropediatras, logofoniatras, psicólogos, logopedas, terapistas del lenguaje, pedagogos, entre otros.

Bermejo, quien también está a cargo del departamento de Logopedia y Foniatría del Centro In-ternacional de Salud La Pradera, en el oeste de La Habana, apuntó que el programa cubano de pesquisaje auditivo cuenta con varios centros regionales, tiene cobertura extendida a todo el territorio nacional y abarca todas las edades hasta 18 años.

Su misión, subrayó la experta, es encontrar la totalidad de niños con factores de riesgo de hipoacusia desde que nacen.

Con un buen pesquisaje auditivo y una detección cada vez más temprana de la pérdida (lo ideal es antes de los seis meses de edad) se obtienen mejores resultados en el tratamiento, pues mientras más pequeños los niños reciben los implantes, mejores son los resultados en el desarrollo del lenguaje y las habilidades cognitivas en general, abundó la doctora.

El programa abarca la selección, cirugía, programación del equipo y la rehabilitación auditiva si es necesaria, para mejorar la dicción, la estética y el timbre de la vocalidad del paciente.

Es un trabajo conjunto por el cual han sido atendidos también personas de otros países como Guinea y Venezuela, y que podría dar amplia cobertura a América Latina, acotó la doctora.

(Con información de Prensa Latina)

 

Anuncios