alexis sanchez y cesc fabregas

El FC Barcelona será líder de la Liga una jornada más después de imponerse, con el freno de mano echado, al Celta de Vigo por un contundente 0-3. Alexis, al inicio de la primera parte y Cesc, en los primeros compases de la segunda, deciden el choque. [Estadísticas del Celta 0-3 FC Barcelona]

El equipo de Luis Enrique comenzó el choque atrevido pero el Barça encarriló el partido muy pronto, en el minuto nueve, al aprovecharse de un fallo en la salida del Celta. Cabral le regala la pelota al contrario y el balón acaba al hueco para que Cesc encare al portero celtiña, Yoel fue capaz de rechazar el remate pero el balón le quedó muerto a Alexis para que fusilara a puerta vacía.

Las rotaciones de Martino sentaron a Iniesta, Xavi y Neymar en el banquillo en beneficio de un centro del campo compuesto por Song, Busquets y Fábregas. Este innovador mediocampo tenía menos de profundo pero mucho más de seguro a la hora de robar el balón.

El peligro del Celta sobre el área de Víctor Valdés durante la primera media hora del partido se redujo únicamente a las acciones al contragolpe. El punto de inflexión fue un pase de Oubiña —que cumplía diez años desde que debutara en primera división— sobre Charles que acabó chutando sobre la portería culé. La acción detenida de Valdés fue el impulso que necesitaba el público para espolear a los jugadores locales.

Valdés, la mala suerte y la anulación justa de un gol al Celta permitieron al partido que no se moviera el marcador de ahí hasta el final de la primera parte.

La segunda mitad arrancó sin cambios —Martino se vio obligado a cambiar a Montoya por Adriano, lesionado, en el minuto 31— y sin tiempo para acomodarse ya que a los dos minutos el Barça hacía el segundo gol por medio de Cesc Fábregas, con la colaboración del portero Yoel. Su disparo desde fuera del área se estrelló en la escuadra y se alojó en las mallas después de rebotar en la espalda de Yoel.

El de Arenys de Mar se erigió en el MVP del partido siete minutos después cuando mató el partido con el tercer gol. Messi vio el desmarque y el centrocampista hizo de delantero centro al colar el esférico por el palo corto.

Luis Enrique trató de cambiar el signo del partido con las entradas de Toni (min. 57) y de Santi Mina (min. 59). A punto estuvo de conseguirlo el Celta pero el disparo de falta de Nolito se estrelló en el larguero en el minuto 67 en la que fue la ocasión más clara de los locales. El delantero exbarcelonista abandonó el campo tras la acción dejando su puesto a Orellana.

De no ser por Yoel, la cuenta a favor del Barça hubiera sido aún mayor y es que el portero evitó en tres ocasiones el gol de Leo Messi antes de que el árbitro Fernández Borbalán pitara el final del partido.

Tres puntos demasiado fáciles para un FC Barcelona que mantendrá el liderato una jornada más. La próxima cita de los culés será el derbi de la Ciudad Condal frente al Espanyol, el próximo viernes en el Camp Nou.

(Tomado de RTVE)

Anuncios