Yadier Pedroso, una ausencia irreversible.

Yadier Pedroso, una ausencia irreversible.

Deserciones en eventos internacionales, peticiones de baja, salidas legales e ilegales del país, lesiones, fallecimiento, indisciplinas, retiradas del deporte activo…, todo un concierto de razones se han combinado para que los rosters de la inminente Serie Nacional tengan diferencias sustanciales con los de su antecesora.

Casi ningún equipo ha logrado esquivar la avalancha de ausencias, varias de las cuales incidirán notable y negativamente en la calidad del campeonato. Y de todos, el que peor parado sale es, sin discusión,Cienfuegos.

La novena sureña deberá prescindir ahora de su bujía ofensiva –José Dariel Abreu-, su torpedero titular –Erisbel Arruebarruena-, los principales receptores –Adir Ferrán y Osvaldo Arias-, así como dos lanzadores zurdos: el relevista Alexander Quintero y, muy especialmente, Norberto González, pieza vital en el staff de la plantilla.

Otro elenco que se resiente (como se ha hecho tradicional) es Industriales. Este año, Lázaro Vargas no podrá disponer de su primera carta monticular –Odrisamer Despaigne-, ni tampoco de tres jardineros de probadas facultades como Irait Chirino, Serguei Pérez y Yoandry Urgellés.

Mientras, Ciego de Ávila tendrá que aprender a vivir sin un par de veteranos de mil guerras -Mario Vega y Lisdey Díaz-, y tampoco tendrá en filas a Rusney Castillo, un elemento fundamental en su line up. Y los Indios de Guantánamo saldrán a escena sin el camarero Yoilan Cerce y el derecho Dalier Hinojosa.

Matanzas, en tanto, dice adiós a Manuel Benavides y recibe dos conteos en su cuerpo de serpentineros –Jorge Alberto Martínez y Yohán Hernández-; al tiempo que el monarca Villa Clara se ve privado de Ariel Pestano, Misael Siverio y, en menor medida, Dian Toscano.

Por último, el repaso de las ausencias más “visibles” incluye al gigante Joan Carlos Pedroso en Las Tunas, Lednier Ricardo en Camagüey, Ernesto Molinet en Mayabeque, Ramón Tamayo en Granma, Raicel Iglesias en Isla de la Juventud y Yadier Pedroso, por un golpe brutal del destino, en Artemisa.

Poco más, poco menos, estos son los nombres que se van a extrañar en la contienda. Unos nombres que, por abundantes, no podrán compensar los estimulantes regresos de Yoandi GarloboHéctor Olivera, Luis Miguel Nava, Rafael Orta y Danni Aguilera, por citar tres ejemplos llamativos.

Esa es, monda y lironda, la verdad.

Anuncios