china-economia-100912

China anunció medidas para estimular la economía privada, como la eliminación del capital mínimo requerido hasta el momento, y regulaciones más laxas para acceder al sistema de registro de mercado y favorecer así la inversión social, se informó hoy. Una declaración del Consejo de Estado sobre nuevas reformas administrativas puntualiza que desaparece el mínimo permitido para iniciar una empresa propia, que era de 30 mil yuanes, equivalentes a unos cuatro mil 900 dólares.

También fueron eliminadas las limitaciones en la proporción y duración de la prima de emisión, y la cantidad y la duración de capital social dependerá del fundador de la empresa, aclara hoy el diario China Daily.

Las medidas circuladas hoy fueron acordadas en una reunión del ejecutivo del Consejo de Estado celebrado el viernes bajo la dirección del primer ministro Li Kegiang.

Fuentes oficiales dijeron que el premier destacó que se trata de ampliar el acceso al mercado y establecer la transparencia y la eficacia de un sistema moderno de registro.

“Nuestro objetivo es ampliar la eficiencia de la administración del Gobierno, crear una competencia justa y respaldar pequeños negocios, en particular empresas innovadoras”, subrayó.

Otros anuncios estuvieron vinculados con el reemplazo de las inspecciones anuales de las compañías con un sistema de informes que pueden revisarse en línea para una mayor transparencia de las operaciones empresariales, al tiempo que se simplificará el proceso de registro de las empresas.

El Consejo de Estado alertó que las empresas con prácticas engañosas serán puestas en una “lista negra” a disposición del público.

Para el economista Ju Jinwen, de la Academia de Ciencias Sociales de China, estas medidas constituyen un paso de avance largamente esperado en el sistema de registro de empresas, mínimo de capital y otras.

En declaraciones a China Daily, Ju señaló que estas reformas fortalecen la supervisión del nivel medio, y afirmó que junto a otros muchos cambios impulsadas por los nuevos líderes de China tienen el objetivo de “inspirar el espíritu empresarial entre los inversores privados”.

Estadísticas oficiales dieron a conocer que de 2006 a 2012 la proporción de la inversión privada en comparación con el volumen total en China creció de 49,8 por ciento a 61,4 por ciento.

(Con información de Prensa Latina)