Festival de teatro

El XV Festival Internacional de Teatro de La Habana ofrece este sábado una versión de El flaco y el gordo, de Virgilio Piñera, en el Centro Cultural Bertolt Brecht, pieza montada por José Milián, Premio Nacional de Teatro.

De la muestra internacional, sobresale el estreno de No es tiempo de sirenas, de la Compañía Apsara, deSuiza, en el Teatro Trianón, que aborda en tono de farsa el agudo tema de la emigración femenina aEuropa y la trampa de las redes de prostitución.

Otras de las atractivas obras para hoy son Otelo, a cargo del grupo de Nelson Dorr, en el Teatro Mella, y Fíchenla si pueden, por Argos Teatro, en la sede de esa agrupación.

Teatro del Noctámbulo, de España, pondrá La decisión de John, en la Sala Hubert de Blanck; Alimaña Teatral, de México, Mi relación con la comida, en El Sótano, y Teatro de Trasnoche, de Argentina, Trasnochadas, arrabal de música insomne, en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Artistas uruguayos presentan El vuelo, en el “Bertolt Brecht”; la sala Adolfo Llauradó ofrecerá Estudio 44, de Teatro el Puente, de Cuba y España; en tanto la “Raquel Revuelta” acoge a los españoles de Marcela Suez, con Raíces del flamenco.

Como parte del evento teórico, la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba acoge la conferencia “Límites y umbrales de la experiencia escénica: sobre el teatro como heterotopía”, a cargo del doctor Benjamín Wihstutz, de la Freie Universitat Berlin, Alemania.

(Con información de la AIN)