acuerdo-paz-farc-gobierno-colombiano-400x285

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) llamaron hoy en La Habana a abrir las compuertas de la discusión de la agenda al país y al mundo, en la jornada inicial de una nuevaronda de pláticas con el gobierno.

Urge que el proceso de paz abra las puertas de la participación al conjunto de la sociedad y, en especial a la mujer desde ya, sin tener que esperar hasta el último punto para hacerlo, expresó la guerrillera Laura Villa.

Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo por que las voces del pueblo lleguen hasta la mesa, incluyéndolas en nuestras propuestas mínimas, recordó Villa, quien leyó el comunicado de la insurgencia.

Las FARC han presentado alrededor de 100 propuestas referidas a la participación política, que es el tema que ambas partes discuten desde finales de mayo, cuando llegaron a un acuerdo parcial sobre la cuestión agraria.

Consideramos -agregó la guerrillera- que el papel de las comunidades y de sus organizaciones y movimientos sociales y políticos debe ser el de constructores del acuerdo de paz y no solamente el de actores del epílogo de la mencionada agenda.

En el documento, las FARC saludaron la celebración de la Cumbre Nacional Mujeres y Paz en Bogotá, la cual calificaron de una contribución a la construcción de la paz.

Al respecto, Villa precisó que la violencia contra la mujer hace parte de la violencia estructural que generalmente las clases explotadoras ejercen contra el conjunto de la sociedad.

Por ello, agregó, reivindicar sus derechos implica descartar toda visión reduccionista del sentido de la paz, asumiéndola como la ausencia de la guerra o como el resultado de la dejación de las armas, lo cual se le suele exigir a la insurgencia sin tomar en cuenta las causas que han llevado al alzamiento.

Así mismo, Villa reiteró que la paz implica una lucha de todos por erradicar las causas sociales y políticas que generaron la confrontación, tales como la pobreza, la desigualdad, desmilitarizar a la sociedad y el Estado, entre otras.

Andrés Paris, también integrante de la delegación que representa al grupo armado en las pláticas,reafirmó la voluntad de las FARC de avanzar hacia un acuerdo final y de mantenerse en la mesa.

A su llegada al Palacio de las Convenciones -sede de las pláticas desde noviembre pasado- la delegación gubernamental no hizo declaraciones.

(Con información de Prensa Latina)