EL GENERAL RETIRADO P…REZ MOLINA ELEGIDO PRESIDENTE DE GUATEMALA

Mientras la falta de seguridad campea en el país y los precios de los productos de consumo básico están fuera del alcance de cientos de miles de guatemaltecos, la Presidencia y Vicepresidencia de la República se recetan Q41 millones más para gastos de seguridad y transporte.

 Por Luis Martínez Balcárcel

 Dentro de los gastos que deberá cubrir el pueblo de Guatemala para financiar el Presupuesto General de la Nación de 2014 se encuentra el aumento que solicitó el Organismo Ejecutivo asignados a seguridad y transporte del binomio presidencial, para lo cual se aumentaron Q41 millones más que este año, con lo que el presupuesto de la Presidencia de la República pasaría de Q207.6 millones a Q248 millones.

De aprobarse el mismo, se le asignaría un total de Q182 millones a la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), entidad que sustituyó al anterior Estado Mayor Presidencial y que se encarga de la logística del binomio presidencial.

El Secretario de la SAAS, Walter Zepeda, justificó que el aumento se solicitó para incrementar la seguridad móvil del presidente y la vicepresidenta durante sus traslados dentro del territorio de la república. Sin embargo, líderes de oposición, así como diferentes analistas han demostrado su rechazo ante el mismo, pues representa un gasto excesivo, pues este incremento equivale a 116 mil 431 salarios mínimos.

En una columna de opinión del periódico digital Plaza Pública, el experto en política fiscal y miembro del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), Ricardo Barrientos, expuso que “si de seguridad se trata  el presupuesto de la academia de la PNC es de Q134 millones, con los que se atiende muy mal a los 11 mil 800 cadetes, en muchos casos que ni siquiera tienen acceso a agua potable….”

O que “la PNC gasta alrededor de Q18 millones en alquiler de edificios para comisarías, en los que los agentes deben soportar condiciones insalubres. ¿No sería mejor que, en vez de destinar esos Q 182 millones a la seguridad de sólo dos personas, se usaran para mejorar la PNC, que es la que le brinda seguridad a todas y todos?”.

Además el gasto mantiene la misma estructura, en la que destaca un leve incremento para educación, pero solamente para cubrir los compromisos salariales de un pacto colectivo y no para mejorar su calidad; preocupa, asimismo, mantener la misma asignación al sector salud con tanta precariedad en sus servicios.

Y es que mientras la seguridad presidencial se incrementa, al Ministerio de Gobernación, de donde depende la seguridad ciudadana, el presupuesto se le reduce en Q25.4 millones, pero a la cartera de Defensa se le sube Q40.8 millones. El de Salud se mantiene igual y al de educación se le agregan Q1,547 millones, pero no será para inversión sino casi en su totalidad para incrementar el sueldo de los maestros a causa del Pacto Colectivo.

De acuerdo a este proyecto de presupuesto el aumento obedece a la ampliación del rubro de Servicios No Personales que, según el Manual de Clasificadores Presupuestarios para el Sector Público, se refiere a los egresos por servicios públicos, publicidad, impresión y encuadernación, pasajes y gastos varios de viaje, transporte de cosas, arrendamiento de edificios, entre otros.

Los montos con mayores incrementos son los de viáticos en el exterior, transporte de personas, arrendamiento de medios de transporte, mantenimiento y reparación de vehículos, servicios de atención y protocolo más un apartado de “otros estudios y/o servicios”.

En la iniciativa se incorporan tres nuevos renglones: arrendamiento de maquinaria y equipo de construcción por Q236 mil, servicios de ingeniería, arquitectura y supervisión de obras por Q900 mil y servicios de vigilancia por Q360 mil.

Las unidades que ejecutarán el presupuesto de la Presidencia son: Vicepresidencia, Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS), Guardia Presidencial y la Comisión Presidencial de Transparencia y Gobierno Electrónico.

En 2011, el rubro de la Presidencia para funcionamiento fue de Q192.8 millones y en 2010, de Q183.8 millones.

Bancadas lo rechazan

Dentro del Congreso de la República, las reacciones han sido variadas, aunque se mantiene un sentimiento de rechazo hacia la propuesta.

“Por temas como ese es que no apoyaremos la aprobación del presupuesto”, expresó Roberto Alejos, jefe del bloque Todos, al conocer el contenido del proyecto de presupuesto. De igual manera se manifestó Luis Pedro Álvarez, de Encuentro por Guatemala (EG).

“De todas maneras, ese presupuesto no va a pasar”, afirmó Orlando Blanco, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); mientras que Roberto Villate, jefe del bloque Líder, explicó que ellos ya alertaron al Ejecutivo que deben rebajar los gastos superfluos.

En el caso de Compromiso, Renovación y Orden (Creo), el jefe de bloque, Carlos Fión, aseveró que antes de emitir una opinión tienen que conocer el contenido del proyecto de ingresos y egresos para el Estado y verificar si cumple con las normas presupuestarias y de transparencia.

El proyecto de presupuesto para el próximo año es de Q70 mil 564 millones. En la propuesta la deuda pública se incrementa Q1 mil 454.8 millones para un total de Q14 mil 415 millones, lo que representa un aumento de 11.2%, en comparación a 2013.

otto y rozana

 

Anuncios