Las exportaciones de café de Guatemala bajaron un 0,36 % durante la cosecha cafetalera 2012-2013 que cerró en septiembre pasado, como consecuencia del hongo de la roya que afecta a las plantaciones, informó hoy una fuente del sector.

EFE

EP
Foto:  Hugo Guerra > elPeriódicoImágen de una planta de café


Un informe de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), divulgado este miércoles, señala que entre octubre de 2012, cuando inició la cosecha, y septiembre de 2013, los productores guatemaltecos exportaron un total de 3.706.622 de sacos de 60 kilos.

Esa cifra es inferior en un 0,36 % respecto a los 3.719.829 sacos exportados durante la cosecha anterior (octubre 2011 a septiembre 2012).

Septiembre fue el mes en el que la caída de las exportaciones fue más pronunciado, al descender un 25 % respecto al mismo mes del año anterior.

En septiembre de 2012, los productores guatemaltecos exportaron un total de 323.987 sacos, mientras que en el mismo mes de este año, las ventas del grano al extranjero cayeron a 243.082.

El informe de Anacafé no incluye datos sobre los montos de las divisas generadas por las exportaciones, y ni las cifras sobre la producción total del grano durante la cosecha recién concluida.

Los productores atribuyen la caída de las exportaciones a los daños provocados en las plantaciones por el hongo de la roya, el cual según Anacafé infectó este año unas 193.200 hectáreas de las 276.000 destinadas a la producción, lo cual afecta a más de 60.000 productores, en su mayoría pequeños.

La Organización Centroamericana de Exportadores de Café (ORCECA) ha calculado que 4 millones de quintales (sacos de 46 kilos) del grano, es decir, alrededor del 20 % de la producción regional, se ha visto afectada por la roya y otras enfermedades en el ciclo cafetero 2012/2013.

En los últimos cinco años Guatemala se ha convertido en el primer país exportador de café a nivel centroamericano, y quinto a nivel mundial, y el ingreso de divisas constituye uno de los principales bastiones de la economía del país.

Para paliar los efectos negativos de la roya en los productores guatemaltecos, el pasado 8 de octubre el Congreso aprobó una ampliación por diez años de un fideicomiso de fondos del Estado para otorgar créditos blandos a los caficultores que inicialmente vencía en 2016.

La modificación aprobada por el Parlamento amplía por diez años el plazo del fideicomiso, hasta el año 2026, e incrementa el monto del mismo de 28 millones de dólares a 100 millones de dólares, para que los productores del grano puedan hacer frente a las pérdidas generados por la roya.