Un vaso de alabastro fue clave para ubicar la tumba y descifrar la identidad de una de las mujeres más influyentes del reino Kan.

Sofía Medina smedina@elperiodico.com.gt

EP
Foto:  LA WUSTLEstela 34, representación de la reina Kalomte Kabel .

EP EPEP

“Queríamos saber por qué este templo era un centro de tanta relevancia y atención ritual para las generaciones posteriores a la caída de los reinos Kan y la dinastía El Perú-Waka”. 

David Freidel, director del sitio.

Rodeada de ofrendas de cerámica, una cuantiosa cantidad de joyas de jade, conchas, lascas y navajas de obsidiana, fue enterrada la reina Kalomte Kabel, una de las mujeres más influyentes en la capital del reino Kan, del Periodo Clásico Tardío.

La gobernante era una princesa proveniente de la ciudad Calakmul (ubicada hoy en Campeche, México), que se casó con el rey de Wak, identificado como  “Kinich Bahlam II”. Un plato cerámico, que asemeja un escudo en su brazo izquierdo cuando fue enterrada, representa el poder que tenía.

“Era una de las mujeres guerreras más poderosas de su tiempo”, asegura Juan Carlos Pérez, coordinador del sitio arqueológico. La figura de la reina era importante en la vida política de la zona Waka.

Sus restos fueron descubiertos recientemente por un grupo de arqueólogos guatemaltecos y estadounidenses en el sitio El Perú-Waka, que tiene una extensión de diez kilómetros cuadrados, en el Parque Nacional Laguna del Tigre, Petén.

Desde su fallecimiento, a una edad avanzada, Kalomte Kabel descansó debajo de “la adosa”, una banca central donde se adoraba al fuego, en el cuarto principal del templo sagrado más importante del sitio arqueológico.

La tumba fue encontrada el 9 de junio por las arqueólogas Olivia Navarro y Griselda Pérez en la estructura M13-1. Entre los objetos que acompañaban a la protagonista estaba un vaso de alabastro con tapadera, tallado en forma de caracol y del cual emerge un anciano.

La pieza fue clave para determinar la identidad de la “Señora Lirio Acuático Mano”, que en dos jeroglíficos describen a su dueña como “Dama Serpiente Señor” y el emblema de Calkmul, la capital del Reino Kan para el Periodo Clásico Tardío.

Kalomte Kabel está retratada en la estela 34 exhibida en el museo de Cleveland, Estados Unidos. La estela fue sustraída de forma ilegal de Guatemala y fue comprada en el extranjero a un coleccionista. Su efigie también aparece en el famoso conjunto de figurillas descubierto en 2006. Los restos del esposo y rey todavía no han sido encontrados.