El Consejo de Seguridad de la autoriza una misión de OPAQ-ONU para el destruir arsenal sirio.

El Consejo de Seguridad de la autoriza una misión de OPAQ-ONU para el destruir arsenal sirio.

El Consejo de Seguridad autorizó este viernes la conformación de una misión conjunta de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y Naciones Unidas para supervisar la destrucción del arsenal químico de Siria.

Los quince miembros del Consejo aprobaron este viernes una carta en la que se solicita formalmente a la OPAQ la creación de la misión conjunta, propuesta por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y que estará integrada por un centenar de expertos.

OPAQ ganó este viernes el Premio Nobel de la Paz 2013, por sus “amplios esfuerzos para eliminar” los arsenales químicos y como impulso a su papel en el conflicto de Siria.

La verificación y destrucción del arsenal químico se hará a través de una operación de tres fases, en marcha desde hace unos días, que se espera que esté completada antes del 30 de junio de 2014.

Ban celebró que el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas haya autorizado “tan rápido” la formación de la misión y dijo que ello demuestra el “compromiso” de la comunidad internacional de eliminar las armas químicas en Siria.

“Tenemos un calendario muy apretado, pero la ONU se compromete a trabajar de cerca con la OPAQ para hacer el trabajo”, añadió el secretario general en una declaración, en la que reiteró su determinación de lograr progresos en el ámbito político y afrontar la crisis humanitaria que padece Siria.

La semana pasada, Ban recomendó al Consejo que aprobara una misión conjunta de ambos organismos después de la resolución del 27 de septiembre en la que por primera vez se condenó el uso de armas químicas en Siria tras dos años y medio de conflicto.

Un grupo de avanzada de la misión encargada del desmantelamiento y destrucción del arsenal se encuentra ya sobre el terreno y este viernes destacó los “avances significativos” que han logrado hasta ahora para verificar la información proporcionada por el régimen.

Después de sus primeros diez días sobre el terreno, la misión de verificación, que cuenta en la actualidad con sesenta expertos de ambas organizaciones, ha inspeccionado tres sitios y tiene previsto visitar más en las próximas semanas.

El primer grupo está en la capital siria desde el 1 de octubre y será el núcleo original de la misión, en la que la OPAQ se encargará de la parte más técnica y la ONU de coordinar el trabajo con el gobierno de Damasco y la oposición armada.

Mientras llegaba la aprobación formal de su conformación, un segundo equipo de inspectores, integrado por otras catorce personas, llegó este viernes a la capital siria para unirse al resto de la misión procedentes de Beirut.

Se calcula que Siria tiene unas 1.000 toneladas de armas químicas, por lo que su control, transporte y destrucción es “peligroso” y el proceso total tardará algo menos de un año, según detalló el secretario general.

(Con información de EFE)

Anuncios