Logo mndial Brasil 2014Holanda confirmó este viernes su absoluto dominio sobre el grupo D de clasificación para el Mundial de Brasil, en el Amsterdam Arena, donde endosó un aluvión de ocho goles a una Hungría cuya defensa no apareció en todo el partido y a la que se le complican aún más si cabe las opciones mundialistas.

Holanda comenzó a presionar nada más comenzar el partido. En el minuto 3 ya tuvo una oportunidad y el primer tanto llegó en el 15, con un cabezazo lejano de Robin van Persie, que inauguró así su triplete contra los húngaros.

A mediados del primer tiempo, ya estaba claro que la supremacía holandesa no tenía resquicios. Aprovechándose de los errores de la defensa magiar, Strootman marcó, también de cabeza, el segundo gol de la selección “oranje” en el minuto 24.

A partir de ahí, Hungría se paralizó y apenas cruzó la línea de medio campo, ofreciendo el terreno a los holandeses que siguieron atacando y mandando balones al fondo de la portería húngara.

Lens en el minuto 37, con un tiro lejano a 37 metros y van Persie de nuevo en el minuto 42, dejaron el partido ya sentenciado incluso antes de terminar el primer tiempo.

El segundo tiempo comenzó con un penalti a favor de Hungría con el que Dzsudzsák marcó el único gol para los centroeuropeos.

La respuesta llegó con el hat trick de van Persie, que con ese tanto suma 41 con la selección naranja, lo que le permite superar el récord que tenía Patrick Kluivert.

El festival de goles holandeses prosiguió con un gol en propia puerta de Devecseri. Van deer Vaart, primero y Robben luego aumentaron hasta ocho la cuenta de resultados de la “naranja mecánica”.

Por su parte, Alemania certificó su clasificación para el mundial de Brasil tras vencer a Irlanda por 3-0, en un encuentro en el que el marcador pudo ser aún más abultado de no ser por la excelente actuación del arquero irlandés Forde.

Tras unos primero momentos de tanteo en los que Alemania e Irlanda repartieron sus oportunidades, fue Alemania en el minuto 12 la que golpeó primero por medio del madridista Sami Khedira, que marcó de un potente disparo de media distancia, en el que contó con la ayuda involuntaria de un defensor irlandés, que desvió el esférico convirtiéndolo en inalcanzable para Forde.

Tras el gol, el conjunto alemán se encontró más cómodo sobre el césped de Colonia y comenzó a encerrar al equipo de las Islas Británicas en su área, aunque sin conseguir concretar en gol ninguna de sus ocasiones.

Las acciones de más peligro corrieron a cargo de Sch rrle, quien en el minuto 35 tuvo la opción de ampliar el marcador pero se encontró con una excelente parada de Forde, que sacó la pelota sobre la misma línea de gol.

M ller también contó con una gran ocasión en el minuto 37 después una gran combinación del combinado teutón, pero el portero desvió a córner tras otra buena estirada.

Sin embargo, fue Irlanda la que disfrutó de la última ocasión clara del primer tiempo por medio de un cabezazo de Clark que impactó en el larguero de la meta de Neuer, justo antes de el árbitro señalara el camino del túnel de vestuarios.

El segundo tiempo comenzó también con una ocasión irlandesa. El delantero Stokes golpeó duramente pero su disparo se marchó desviado a la derecha del marco del cancerbero alemán.

Fue esta ocasión el preámbulo de unos minutos durante los cuales el conjunto irlandés trató de presionar el área rival.

Cuando parecía que Alemania se desembarazaba de la presión irlandesa los visitantes tuvieron una buena ocasión cuando Neuer en una salida en falso casi al medio campo no despejó claramente un balón, aunque Stoke, demasiado escorado, no acertó a marcar.

Fue el canto de cisne de un conjunto irlandés que volvió a verse obligado a recular especialmente por la presencia de un Sch rrle muy activo en su labor de sustituto de los lesionados Miroslav Klose y Mario Gómez, y que vio recompensado su tesón al convertir en gol en el minuto 57 un excepcional pase de Toni Kroos.

Tras anotar el segundo Alemania continuó manteniendo el control del balón y pudo marcar el tercer en un disparo de M ller repelido por el cancerbero irlandés en el minuto 72.

Casi a renglón seguido tuvo Irlanda su mejor ocasión del partido a través de una doble oportunidad, primero detenida por Neuer y finalmente despejada por la defensa.

Fue solo un espejismo y el control germano continuó, con grandes ocasiones de Khedira y Jerome Boteng que estrelló el balón en la cruceta de la portería defendida por Forde.

Ya en los instantes finales, y a pesar de otras dos postreras oportunidades de Irlanda, que Neuer acertó a despejar, fue  zil quien en el minuto 92 pudo anotar el tercero y certificar para Alemania un billete al mundial que tendrá lugar el próximo verano.

Mientras, Italia, que ya estaba clasificada al Mundial, empató 2-2 con Dinamarca como visitante y en forma agónica en la penúltima fecha de las eliminatorias europeas.

El italo-argentino Daniel Osvaldo, hoy jugador del inglés Southampton, resultó decisivo para que la “azzurra” de Cesare Prandelli sumara al menos un punto en el estadio Parken de Copenhague.

El ex Huracán, Espanyol, Atalanta, Lecce y Roma, entre otros, abrió el marcador a los 28′ y, además, ejecutó el remate que se desvió en los pies de Alberto Aquilani a los 91′ para el 2-2 definitivo.

Osvaldo, hoy titular, había convertido un verdadero golazo, pues dejó en velocidad en el camino a Daniel Agger y, con un disparo cruzado de derecha, decretó el 1-0 parcial que Italia no supo capitalizar.

“Daniel Pablo Osvaldo! Killer gol, que fenómeno hermanito!!!!”, fue el mensaje vía Twitter que publicó Mario Balotelli, asuente por un cuadro gripal que lo obligó a permanecer en el hotel donde se alojó la delegación italiana.

Desde allí habrá sufrido seguramente los errores de la retaguardia italiana, ambos cometidos por Federico Balzaretti a los 45′ y a los 79′, se tradujeron en redes de Dinamarca por sendos cabezazos de Nicklas Bendtner, un ex Juventus.

El danés superó en el primero con un salto la lenta reacción del defensor italiano, cuyo nivel en la selección contrasta con el mostrado en la Roma, líder del campeonato con siete triunfos en siete partidos y apenas un gol en contra.

Italia retuvo un invicto que pudo perder si a los 55′ un remate de Christian Eriksson no se hubiese estrellado en el palo, y la cima del Grupo B, en el que cuatro equipos pugnan por el segundo puesto que da derecho a un repechaje.

Se trata de Dinamarca, Bulgaria, República Checa (que venció 4-1 a Malta) y Armenia (que se impuso 2-1 ante el combinado búlgaro), los dos primeros con 13 puntos y los otros dos con 12 unidades, lejos de Italia, que manda con 21.

En la última fecha, que se jugará el martes, se resolverá cuál será el escolta de la “azzurra” tras los duelos: Italia-Armenia, Bulgaria-República Checa y Dinamarca-Malta.

Respecto de lo sucedido hoy, en favor de Italia hay que  destacar que sufrió del mal de ausencias, incluida la de Balotelli, que se sumó a la del experimentado volante Andrea Pirlo.

En el equipo de Prandelli, además de Osvaldo, también jugó el italo-brasileño Thiago Motta, mientras que el arquero y capitán, Gianluigi Buffon, completó su partido número 137 con la selección y superó el record que compartía con Fabio Cannavaro.

“Sufrimos en el segundo tiempo, pensando sólo en defendernos.

Este equipo necesita jugar porque de otro modo se torna vulnerable”, reconoció con sinceridad Prandelli tras el partido al referirse a uno de los puntos débiles de esta Italia.

“Cuando nos decidimos a jugar y a ser protagonistas, tuvimos buenas ocasiones ante un rival que estaba obligado a ganar para mantener sus opciones de clasificarse al Mundial”, explicó el entrenador.

“Hoy, además, tuvimos una dosis de suerte, como los remates en los postes, pero estoy seguro de que vamos a mejorar y el martes debemos cerrar la eliminatoria con un triunfo sobre Armenia, otro equipo aguerrido y necesitado”, completó.

(Con información de Agencias)

Anuncios