Euro atadoMás de tres millones de personas en España se encuentran en situación de pobreza severa, es decir, que viven con menos de 307 euros al mes, informó hoy aquí la organización asistencial católica Cáritas.

Un informe difundido este jueves por la institución humanitaria reveló que esa cifra (6,4 por ciento de la población) duplicó el dato de quienes estaban en esta circunstancia antes del inicio de la crisis económica en 2008.

El secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, denunció una situación de abandono, injusticia y desposesión de los derechos más básicos de las personas y pidió no permanecer indiferentes ante lo que calificó de dolor ajeno.

La pobreza es generalizada en España, pero tiene foco y se nutre de los más vulnerables, enfatizó Mora durante la presentación en una rueda de prensa del VIII Informe del Observatorio de la Realidad Social, a cargo de esa entidad humanitaria de la Iglesia católica.

Según Cáritas, está tendencia corre el riesgo de incrementarse por el elevado nivel de desempleo, la pérdida de poder adquisitivo de la población (descenso de la renta media en torno al cuatro por ciento y aumento de los precios en 10 por ciento) y el debilitamiento de las políticas sociales y el recorte progresivo de derechos.

“Asistimos al aumento de la cronicidad, constatado en el aumento de los parados de larga duración, especialmente el grupo de mayores de 50 años, y en el hecho de que una de cada tres personas atendidas lleva más de tres años demandando ayuda”, agregó el informe.

El secretario general de Cáritas insistió en que cada vez es mayor la brecha entre quienes tienen acceso a bienes y servicios y los ciudadanos que no lo tienen.

A juicio de la organización asistencial, existen necesidades básicas como la alimentación, vivienda, ropa o calzado que no están cubiertas y hay un riesgo de “desbordamiento” de la familia.

Destacó que la desprotección social de los ciudadanos “está agravada” al restringirse las condiciones de acceso a derechos tales como la sanidad, la educación, los servicios sociales y la dependencia.

Mora criticó que el modelo económico español se caracterice por un “comportamiento contracíclico de la desigualdad” en la renta, que aumenta en etapas de recesión, pero no reduce las diferencias cuando se registra expansión económica.

En concreto, el 20 por ciento de la población más rica concentra 7,5 veces más riqueza que el 20 por ciento más pobre.

De acuerdo con un estudio difundido la víspera por el banco suizo Credit Suisse, con la tasa de desempleo en máximos históricos y ajustes presupuestarios draconianos, el número de grandes fortunas en España creció 13,2 por ciento en el último año.

Si a mediados de 2012 había unos 355 mil ricos, la cifra actualmente asciende a 402 mil.

(Con información de Prensa Latina)

Anuncios