hombre voladorEl cuerpo de un temerario “volador con traje de alas” fue encontrado el día de ayer, después de haber caído en un remoto valle en el noroccidente de China durante un vuelo de práctica antes del Campeonato Mundial.

Los socorristas descubrieron al húngaro Victor Kovats con el cráneo destrozado al pie de un precipicio de 100 metros (328 pies) en el Parque Forestal Nacional de la Montaña Tianmen en Zhangjiajie el miércoles, según la agencia de noticias estatal China, Xinhua. Una investigación se está llevando a cabo, aunque los socorristas creen que Kovats se accidentó en el precipicio cuando su paracaídas falló.

Este tipo de paracaidismo extremo es un deporte sumamente peligroso, donde los participantes vuelan usando un traje especialmente fabricado con tela bajo los brazos y las piernas para frenar la caída. Así como se hace en salto en caída libre, el vuelo termina con el uso de un paracaídas.

“Estamos muy tristes por el fallecimiento de Victor Kovats y nuestras oraciones están con sus padres y amigos durante estos momentos difíciles,” se lee en una declaración en el sitio de Red Bull World Wingsuit League (WWL), encargados de organizar la competencia.

“Siempre será recordado por su profunda pasión por la vida y su espíritu aventurero, y se le extrañará en la comunidad de vuelo con trajes aéreos.”

TERRENO DIFÍCIL

Kovats, quien llevaba un traje de alas amarillo, saltó a las 2:51 pm hora local, de acuerdo con Xinhua. Los testigos luego perdieron de vista a Kovats, cuando fue aparente que su paracaídas no abrió.

Otros tres deportistas lograron completar sus saltos de prueba con éxito a la misma hora. Casi 200 bomberos y policías trabajaron en la operación de búsqueda, que se vio obstaculizada por el terreno difícil, de acuerdo con Xinhua.

Kovats, el tres veces campeón nacional de Hungría, había completado 700 saltos.

También era experto en salto de caída libre y salto base. Los organizadores aún no han dicho si el evento –en su segundo año y programado a iniciar el 11 de octubre, se llevará a cabo.

Los campeonatos inaugurales de World Wingsuit se realizaron en los precipicios de 700 metros (2,300 pies) de las montañas Tianmen con 15 voladores de nueve países. Kovats es el último en una serie de fatalidades de trajes de alas.

En agosto, un doble británico, quien saltó con paracaídas vestido como James Bond en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, murió después de estrellarse con un precipicio mientras saltaba en un traje de alas desde un helicóptero en Suiza.

Mark Sutton, de 42 años, y otro hombre saltaron desde una altura de más o menos 3.300 metros (10,826 pies) en el área de Grandes-Otannes en los Alpes, cerca de la frontera con Francia, según declaración de la policía.

(Con información de CNN)