libiaEste jueves por la mañana un grupo de antiguos rebeldes conectados con las fuerzas de seguridad del Ministerio del Interior, que se autodenomina Centro de Operaciones de los Revolucionarios de Libia, detuvo al primer ministro libio, Ali Zeidan, y horas después lo liberó.

“Ha sido un secuestro ‘exprés’ por lo que se ve y probablemente sea un toque de atención sobre lo que probablemente pueda suceder en un breve espacio de tiempo en Libia, que será algún golpe de Estado”, dijo en declaraciones a RT la analista Conchetta Dellavernia.

Tras ser liberado el primer ministro libio aseguró a través de su cuenta en Twitter que pese al secuestro no va a dimitir. “Si su objetivo era mi renuncia, no lo han conseguido. Estamos pasando por un período difícil, pero vamos por el camino correcto”, sostuvo el político.

Dellavernia destaca que ahora mismo Libia “es un descontrol total y absoluto y en cualquier momento se puede producir un golpe de Estado militar pero del ala más radical de los islamistas”, que son los que tienen el control, la información y están dentro del Ejército y del Gobierno. Aquello “no tiene ningún arreglo, ninguna solución”, enfatiza la analista.

Dellavernia advierte que ante esta situación “ahora Libia surgirá como una nueva amenaza” teniendo en cuenta el hecho de que “todos los yihadistas que están en Túnez y en Libia entrenando con vistas a ir a Siria, ante el varapalo que están recibiendo por parte del Ejército de Al Assad están volviendo allí”, dijo.

(Tomado de Russia Today)