guantanamo-base-navalEl secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha nombrado hoy al asesor Paul Lewis, como enviado especial para gestionar el cierre definitivo de la cárcel en la Base Naval de Guantánamo, en Cuba, en el marco de los esfuerzos del Gobierno federal para cumplir una de las grandes promesas electorales del presidente, Barack Obama.

Lewis ya está familiarizado con las cuestiones de Guantánamo gracias a su labor como consejero en la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes. También ha trabajado como asesor para el Departamento de Defensa, ha informado el Pentágono en un comunicado.

Paul Lewis comenzará su nueva labor como enviado del Departamento de Defensa el próximo 1 de noviembre y a partir de entonces se encargará, entre otras cuestiones, de coordinar los traslados de presos y “supervisar” los trabajos para extraditar a los extranjeros bajo custodia de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán.

Obama hizo del cierre de Guantánamo una de sus principales bazas para las elecciones presidenciales de 2008, pero los desencuentros entre demócratas y republicanos terminaron por ahogar esta promesa. El mandatario se comprometió en abril de este año a revitalizar los trabajos y el Gobierno designó en junio a Clifford Sloan como responsable de estos esfuerzos dentro del Departamento de Estado.

En la actualidad, la prisión de Guantánamo alberga a más de 150 presos, algunos de ellos en huelga de hambre para protestar por las condiciones en que permanecen recluidos.

(Tomado de Europa Press)