Imagen de Archivo. EFE.

Imagen de Archivo. EFE.

Este miércoles, la política del Ejecutivo del Partido Popular y las condiciones de vida de los ciudadanos de España centran el cara a cara que vuelven a mantener en el Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, el primero tras la aprobación de los Presupuestos de 2014.

Devuelva la sanidad a los inmigrantes irregulares; no cobre a los enfermos crónicos por los fármacos”, así comenzaba el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, su intervención en la Cámara.

Rubalcaba ha añadido que estas medidas son “especialmente crueles” porque al excluir a los inmigrantes sin papeles de la asistencia sanitaria el Gobierno pone en peligro la salud de los españoles y porque al establecer el copago de los medicamentos hospitalarios se está cobrando por los fármacos a enfermos que no pueden curarse ya, al ser crónicos, pero que reciben un alivio en sus enfermedades.

Por su parte, el presidente del gobernante Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy, en respuesta a Rubalcaba, que España va “a mejor” gracias a una política económica del Ejecutivo que no provoca “resultados milagrosos” ni a corto plazo pero que se encamina a lograr el crecimiento y la creación de empleo.

Rajoy ha vuelto a expresar su optimismo en torno a la economía en respuesta ante el pleno del Congreso a una pregunta de Rubalcaba en la que éste ha negado que las políticas del Gobierno mejoren la calidad de vida de los españoles y le ha instado a retirar medidas “crueles” como la no atención sanitaria a inmigrantes sin papeles y el cobro de los medicamentos en los hospitales.

El jefe del Ejecutivo no ha hecho referencia explícita a estas dos peticiones y ha reiterado que todas las actuaciones del Gobierno en materia económica se han dirigido a corregir los desequilibrios que se encontró a su llegada a la Moncloa.

(Con información de EFE)