Junto a su escolta, fue trasladado  a la capital; también se les decomisó una lista de contactos

 

Cae hermano de jefe narco que ordenó la matanza de 9 policías

Donal Villatoro, hermano del líder de la banda, fue trasladado a la capital, junto a su escolta.

Al caer la tarde, arribó a la Fuerza Aérea Guatemalteca un helicóptero procedente de Huehuetenango, en el cual fueron trasladados Donald Saúl Villatoro Cano y Ángel Alberto Aquijay Jolín,  a quienes se les sindica de ser parte de la estructura de Eduardo Villatoro Cano, alias Guayo, dedicado al trasiego de droga y vinculado con la matanza de nueve policías en Salcajá.

Según Mauricio López Bonilla, Villatoro Cano, quien utiliza una silla de ruedas para movilizarse, era el cerebro financiero y logístico de la red de narcotraficantes; además, tenía a su cargo un grupo de trabajadores  para fabricar droga sintética de forma artesanal.

En el caso de Alberto Aquijay, el ministro dijo que hay evidencia de que era encargado de la logística para trasladar de oriente a occidente mercancía, y brindaba protección a los mismos.

El funcionario detalló que fueron capturados en Camojá, un sector montañoso en el cual ayer se realizaron 14 allanamientos con 400 policías y 600 efectivos del Ejército.

Con dólares, armas y una lista

Otro de los detalles que significan un éxito para  el jefe de la cartera del Interior, es que a esta estructura criminal se le decomisó $110 mil, dos pistolas (una de ellas sería de uno de los policías asesinados), un fusil Ak 47 modificado, una escopeta calibre 12, varios gramos de cocaína y una libreta del prófugo.

“Don Guayo tenía apuntados los nombres con quienes hacía peleas de gallos y los pedidos de droga de Guatemala y México, además nombres de gente con quienes trafica en oriente y occidente”, puntualizó López Bonilla.

Las investigaciones sobre cómo y dónde operan las redes del narcotráfico han logrado establecer que la organización dirigida por Aler Samayoa, alias Chicharra contaba con seis centros de operación en Huehuetenango, lo que le ha permitido tener el dominio completo del territorio.

Amo y señor de Huehue

Chicharra, es considerado el amo y señor de Huehuetenango, y según las pesquisas, es parte de un triunvirato de familias del crimen organizado que incluye a Wálter Montejo, hasta su captura en junio de 2012.

El grupo presuntamente trabaja en estrecha colaboración con el Cártel de Sinaloa e incluso se tienen información que ha resguardado a Joaquín el Chapo Guzmán, prófugo de la justicia mexicana.

Las pesquisas refieren que su poder lo ha distribuido en seis sectores o plazas ubicadas en Santa Ana Huista, La Mesilla, La Democracia, La Libertad, Malacatancito y Camojá (lugar donde se reportan las capturas de ayer).

En estas áreas de influencia Chicharra ha logrado mantener el dominio de todo el departamento, trasladando los cargamentos que vienen procedente de Colombia y cuyo comprador inmediato son los integrantes del cartel de Sinaloa.

Las investigaciones revelan que para mantener el poder del lugar han tenido que cometer una serie de asesinatos, principalmente de supuestos integrantes del cártel de Los Zetas que desde el 2008 buscan apoderarse de ese territorio.

Según los investigadores las áreas donde están colocadas las plazas (sectores) son estratégicas para la comunicación con las organizaciones delictivas en México pues hay muy poca distancia entre ellos y ese país, incluso se han detectado cientos de pasos ciegos.

Cada plaza, un jefe

Las pesquisas revelan que en cada plaza Chicharra tiene un lugarteniente. Cada uno ha logrado conformar un brazo armado que defiende el territorio y rinde cuentas a Chicharra.

La plaza de la Democracia, está dirigida por Eduardo Francisco Villatoro Cano (hermano del detenido ayer y prófugo desde el 14 de julio) por su supuesta vinculación en el asesinato de ocho policías en Salcajá y el secuestro y descuartizamiento del subinspector César García, de quien se afirma robó un cargamento de $1.4 millones y esa es la razón de la matanza.

 

Así lo dijo

  • “Le hago un llamado (a Eduardo Villatoro) para que se entregue… Lo que le queda es enfrentar la ley como los hombres” — Mauricio López Bonilla Ministro de Gobernación

  • “Le tenemos un cerco y no salimos de allí hasta que lo tengamos en las manos. Hago un llamado a la población para que no lo proteja” — Mauricio López Bonilla Ministro de Gobernación

 

Recuadros

  • Ministro le manda un mensaje al Guayo Al fiel estilo de las series colombianas dedicadas al narcotráfico, el ministro Mauricio López Bonilla aprovechó las cámaras de televisión para mandarle un mensaje directo al presunto narcotraficante Eduardo Villatoro Cano.

    “Le hago un llamado para que se entregue, que lo haga ahora o lo encontraremos en las próximas horas a lo sumo en un par de días. Lo que le queda es enfrentar la ley como los hombres”, señaló el funcionario.

    La primera vez que López encaró a Guayo fue el lunes cuando le dijo: “Es una estructura dirigida por un matón con poco cerebro, porque matar a ocho policías es una estupidez, y ahora por esa estupidez va a perder toda su estructura. La segunda ocasión ocurrió el viernes en la entrega de un resarcimiento económico

    El ministro también hizo un llamado a la población para que “no lo proteja”.