En medio de protestas de rechazo de la población, hoy fue inaugurada en Guatemala la construcción de la planta cementera San Gabriel, cuyo proyecto tendrá una inversión de $720 millones en el municipio de San Juan Sacatepéquez.

 

Entre protestas se inicia construcción de planta cementera

Foto cortesía

Desde las primeras horas, centenares de pobladores de San Juan Sacatepéquez y otros pueblos aledaños a la planta mostraron su rechazo a la construcción con plantones de protesta, disuadidos por la presencia de un fuerte grupo de policías antimotines.

En el acto inaugural participaron en la colocación de la primera piedra embajadores, ministros, alcaldes, representantes del sector privado y el presidente Otto Pérez.

La casa matriz de la inversión, Cementos Progreso, indicó que el proyecto, que concluirá en 2016, incluye la construcción de una planta de cemento, programas de reforestación, planes de desarrollo municipales y territoriales, apoyo al proyecto de un anillo regional, y acciones para el desarrollo participativo.

Las protestas son encabezadas, entre otros grupos, por el Comité de Unidad Campesina (CUC), que denunció que varias personas que se han opuesto han recibido intimidaciones.

La etapa de construcción de la obra empleará directamente a 2 mil personas, y cuando empiece a operar se crearán 450 plazas de planta.

El presidente, Otto Pérez, dijo que hay un grupo de personas que tiene duda sobre el proyecto, pero que él les asegura que no habrá contaminación ni para la población de San Juan, ni en las áreas alrededor de las instalaciones.

“Ellos se van a dar cuenta de que estaban equivocados”, dijo el gobernante al asegurar que como Gobierno han dado acompañamiento al grupo Progreso con seguridad.

Sobre la inversión que se hará en la planta, Q5 mil 760 millones, Pérez resaltó que es una muestra para inversionistas extranjeros, “porque los locales están invirtiendo” y esto es de confianza a los capitales foráneos.

Hizo un llamado a diputados, alcaldes y gobernadores para que lleven inversión a sus departameitnos a fin de luchar contra la pobreza, mediante la generación de empleo.

Los bloqueos también los protagonizaron pobladores de la aldea Cruz Blanca, San Juan Sacatepéquez, en una carretera, manifestando su inconformidad por la construcción de la planta cementera en la finca San Gabriel.

Los inconformes quemaron llantas en el lugar y mantenían obstaculizada la ruta, mientras que el ministro de Gobernación llamaba a la calma.

Con información de Geldi Muñoz/s21

About these ads