Daylén Vega Muguercia, Jorge Legañoa Alonso, Rosana Berjaga

Glauco Guillén, Director de LACETEL

Glauco Guillén, Director de LACETEL

Desde el mes de junio 45 mil hogares de La Habana han recibido –de forma gratuita y experimental– los decodificadores como parte de la zona de demostración en la que se realizan pruebas de transmisión y recepción de la señal abierta de la televisión digital. Con este paso, Cuba se encamina al “apagón” –nunca después de 2021– de la señal analógica de televisión, que por décadas ha llevado distracción, educación e información, a los hogares cubanos.

A propósito de la puesta en marcha de la fase experimental, y en respuesta a algunas de las interrogantes de la población, un equipo de Cubadebate dialogó con Glauco Guillén Nieto, director general del Instituto de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones – LACETEL,  centro que dentro de este gran proyecto de la televisión digital está concentrado en la asimilación y absorción de la tecnología para su posterior introducción, difusión e innovación en Cuba; así como desarrollar soluciones propias que permitan alcanzar la independencia tecnológica.

Glauco Guillén explicó que en las zonas donde hoy se recibe, al menos un canal analógico con una calidad medianamente aceptable, “de seguro se está recibiendo con la máxima calidad la señal digital que se está transmitiendo; y no solo de un canal, sino de todos los canales de televisión”.

Sin embargo, en hogares donde cuentan con el decodificador de señal digital, se han generado dudas en cuanto al tipo de antena a emplear y la correcta colocación de la misma. 

 “El tema de las antenas es una situación compleja que existe en el país, sobre todo porque hay determinada falta de información. Se está haciendo un esfuerzo en este aparte, para que las personas participen del proyecto y así, la televisión digital llegue con calidad. El problema de las antenas es que hoy la señal analógica se transmite por diversas bandas y cada una de ellas requiere una antena específica y normalmente el que recibe el servicio tiene una sola de las antenas receptoras, de manera que tendría parcialmente optimizada la antena para un grupo de los canales de la señal analógica, no así para los otros.

“Esto provoca que las personas tengan que estar girando la antena para ver los canales que se reciben desde un centro transmisor o de otro. Con la aplicación de la televisión digital todos los canales llegarán por la misma frecuencia y desde un solo centro transmisor, por lo que estos inconvenientes se eliminan al orientar  la antenaen dirección al transmisor.”

Sobre el tipo de televisor, la capacidad de decodificación de la señal y el tipo de norma…

 “En estos momentos todos los televisores que están a la venta en la red de tiendas en Cuba son fundamentalmente analógicos. Algunos pueden ser televisores híbridos o integrados –como también se conocen– que tiene incorporadas tanto la recepción de la señal analógica, como la digital, pero son los menos, además de que son los más caros porque tienen dos tecnologías diferentes. El problema radica en que ninguno de los televisores que se venden hoy en nuestras tiendas, ni en países de la región, coinciden con la norma seleccionada: la última desarrollada.

 ”Familiares de colaboradores se preguntan si al tener televisores híbridos pueden recibir la señal. Lo cierto es que si no tienen la norma china de televisión digital seleccionada en Cuba –conocida como DTMB– tendrán que utilizar el mismo decodificador que el resto. No obstante, es una cifra despreciable porque de 3.5 millones de televisores que hay en Cuba, los híbridos no sobrepasan los 50 mil.

 ”Un proyecto como este, de interés nacional, no lo podemos orientar a una minoría, por tanto está dirigido a las grandes masas. Más adelante, pudiera hablarse de otras aspiraciones como el aumento de calidad de la señal, con la recepción de señales de alta resolución.

” Lo cierto es que en estos momentos, con los televisores existentes, las cajas decodificadoras que están siendo distribuidas y con la resolución estándar, la mejora en la calidad de la señal y la uniformidad de esa calidad en todos los canales es algo muy favorable para toda la población.”

¿Por qué pasar a la televisión digital con la norma China?

 “El mundo entero está pasando a la televisión digital. No montarse en esa tendencia implicaría quedarse sin acceso a los productos y la tecnología, por tanto, es una necesidad imperiosa. Este es un proyecto de infraestructura social que trae aparejado el mejoramiento de la oferta que va a existir para el televidente. Es un enorme esfuerzo que está realizando el país y que tendrá como recompensa una mejora en la señal audiovisual que se va a recibir.

” La norma China es producto de la evolución natural de la tecnología. Es la última sacada al mercado y por tanto, se apoya en los éxitos y rectifica los problemas que presentaron en su despliegue las normas que la antecedieron. A nadie se le ocurriría adquirir, por ejemplo, un aparato celular de hace 7 u 8 años porque fue famoso en su época, por el solo hecho de que en su momento fue popular.

 ”¿Por qué deberíamos nosotros escoger una tecnología que data de hace 10 años, como pudiera ser la ISDB-T, la cual tiene un desempeño muy superior a su antecesora: la norma europea DVB, y muy superior a la primera de las normas que se difundió ampliamente que fue la ATSC.

“La norma China está siendo difundida en ese país y una de las grandes ventajas que va a tener para nosotros es que presenta el mayor volumen de aplicación a nivel mundial.

 ”Para que se tenga una idea, solo en China hay más de 450 millones de televisores y es un mercado que se renueva con una frecuencia de 50 millones de telerreceptores  anualmente, que es su volumen de venta. Por tanto, es la norma con el mayor número de usuarios a nivel mundial.

 ”La norma ISDB-T, la variante de la norma japonesa que se emplea en Brasil y otros países de Latinoamérica, por ejemplo, tiene un mercado potencial que ronda los 54 millones de usuarios solamente, cuando esa es la cifra aproximada de televisores que se venden en China anualmente. Otras normas, como puede ser la europea o la norteamericana, rondan los 200 millones de usuarios potenciales.

“No puede dejarse de destacar que la norma China tiene como característica que toda la propiedad intelectual es China y por este motivo, el gobierno tiene control sobre ella y nos ha garantizado el acceso a esta propiedad intelectual, incluso nos ha eximido del pago de royalty –regalías– por el uso de estas patentes; lo que da una ventaja económica importante que se refleja en el costo del despliegue de la televisión digital en Cuba.

“En el caso específico de LACETEL, a través del laboratorio de televisión digital tenemos estrechos contactos con los creadores de la norma. En el 1er Foro de Televisión Digital en La Habana, expusimos los modestos resultados de la institución en función de la soberanía tecnológica y la garantía de la soberanía nacional desde el punto de vista de tener respuesta para la sostenibilidad en el tiempo de este proyecto, independientemente de lo que pueda suceder en el futuro. Esas son características que ponderan en sentido positivo la elección de esta norma para nosotros.”

¿Para cuándo está previsto el apagón analógico en Cuba?

 ”Cuba ha definido un plan en el cual el apagón debe ocurrir no después del año 2021. El haber mencionado esta fecha tan lejana ha generado preocupación en algunos; pero interpretemos correctamente las fechas. El apagón ha sido programado en seis zonas que pueden migrar en orden independiente y que responde solo a condiciones técnicas específicas. La numeración de las zonas tampoco tiene que ver con el orden en que será el apagón. La velocidad de la migración dependerá de la disponibilidad económica que tenga el país.

 ”En breve plazo, tendremos televisión digital en las cabeceras de todas las provincias y en la medida que vaya avanzando el tiempo, se extenderá la tv digital para alcanzar el mismo nivel de cobertura a nivel de país que hoy tiene la transmisión analógica. Tendremos entonces el mismo nivel de cobertura, pero con un nivel de calidad muy superior al que hoy podemos lograr que llegue esa imagen al televidente. Como máximo, en el año 2016 tendremos televisión digital en todo el país, pues está previsto un máximo de 5 años de convivencia entre las dos tecnologías antes del apagón analógico.

 ”Si el impacto que tiene este proyecto en la población genera el interés y esfuerzo para una adquisición más rápida de las cajas decodificadoras, pudiéramos acelerar la introducción definitiva de esta tecnología en el país.”

En Cubadebate se dio hace algunos días una situación inusual, cuando LACETEL, como institución, entró también a comentar y responder las preocupaciones de la población. ¿A qué se debió esto?

“La función que LACETEL tiene dentro de este programa en las que intervienen un sinnúmero de instituciones –todas aportan cuestiones vitales– sin las cuales no podría llevarse a cabo este proyecto, pues estamos más cerca de la terminología técnica, por lo que nos resulta algo relativamente natural, responder todas aquellas preguntas de corte técnico, las normas, sus características, sus ventajas, que se realicen. Algunas se refieren a aspectos organizativos en los cuales intervienen otras instituciones. Nos pareció que era una contribución importante para resolver cualquier tipo de dudas que pueda generarse ante el cambio que significa una nueva tecnología“.

Laboratorio de televisión digital, LACETEL. Foto: Daylén Vega/Cubadebate.

Laboratorio de televisión digital, LACETEL. Foto: Daylén Vega/Cubadebate.

Laboratorio de televisión digital, LACETEL. Foto: Daylén Vega/Cubadebate.

Laboratorio de televisión digital, LACETEL. Foto: Daylén Vega/Cubadebate.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=A_2CxPVD4Q8

About these ads